Dominios NFT

Los tokens no fungibles (NFT) son dominios blockchain, ya que su estructura está basada en la tecnología de cadenas de bloque. A diferencia de las páginas de Internet clásicas, los datos de este tipo de dominio se almacenan de forma descentralizada. Cualquiera puede registrar un dominio NFT. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las direcciones terminadas en .crypto o .nft suelen tener un precio más elevado.

NFT: conocimientos básicos

En primer lugar, hay que saber lo que es un token no fungible (NFT) para entender cómo funcionan los dominios NFT. Los NFT son objetos únicos protegidos digitalmente que se utilizan frecuentemente para las obras de arte digital. Por ejemplo, si un artista crea un NFT para una obra como un GIF o un vídeo, puede venderlo con derechos que pueden definirse de forma individual. Por lo tanto, es posible decir que un NFT es, en muchos casos, un certificado de propiedad para objetos digitales.

Como ya se ha mencionado anteriormente, la estructura de un NFT utiliza como base la tecnología blockchain: la información sobre el objeto se almacena en cadenas de bloque de forma descentralizada en una red peer-to-peer.

¿Qué son los dominios NFT?

El dominio NFT utiliza la misma tecnología: no solo almacena toda la información necesaria para establecer al propietario del dominio en cadenas de bloque, sino también todo el contenido de una página web o dominio. En caso de que te hayas preguntado dónde se almacenan, al igual que las criptomonedas o los NFT, los dominios NFT utilizan una cartera. Es por este motivo, por el que también reciben el nombre de dominios crypto. Los dominios NFT son completamente independientes de Internet y de cualquier servicio de terceros. Además, se utilizan para facilitar el comercio con criptomonedas.

Hay varios proveedores que se han especializado en dominios NFT. A continuación, se presentan algunas de las extensiones de dominio más populares disponibles:

  • .x
  • .crypto
  • .wallet
  • .bitcoin
  • .888
  • .nft
  • .blockchain
  • .bnb
  • .defi

A diferencia de las extensiones de dominio (dominio de nivel superior) publicadas oficialmente por la ICANN, estas extensiones son validadas y administradas por los proveedores correspondientes. Estos proveedores pueden ser, por ejemplo, actores de Web3 o de la empresa especializada en dominios de tokens no fungibles Unstoppable Domains.

Si los dominios NFT no están validados por la ICANN, tampoco están registrados en el sistema de nombres de dominio (DNS). Por esta razón, no son accesibles en todos los navegadores o solo se pueden abrir mediante un plugin. En el futuro, la ICANN podría autorizar los mismos dominios de nivel superior para el DNS, lo que puede resultar en un problema.

Tu propio dominio .mx

Obtén el nombre de dominio que te represente, ¡con tu asesor personal incluido! 

Barato
Seguro
Asistencia 24/7

¿Cómo funciona un dominio NFT?

Para entender cómo funciona, primero hay que comprender la tecnología subyacente (blockchain), así como los dominios tradicionales.

Dominios tradicionales

La comunicación a través de Internet se basa en direcciones IP numéricas. Para que un ordenador pueda establecer una conexión con otro, necesita primero una dirección IP. Como las direcciones IP están constituidas por una secuencia de números en parte aleatoria, son muy difíciles de recordar. Además, en su mayoría van cambiando cada cierto tiempo. Para facilitar la comunicación a través de Internet a los usuarios finales, se desarrolló el protocolo DNS, mediante el cual se asignan URL estáticas basadas en texto (dominios) a las correspondientes direcciones IP. Para ello se utiliza un directorio jerárquico de servidores DNS. Así, los usuarios finales solo tienen que recordar una URL, por ejemplo apple.com, y no una secuencia de números.

No obstante, estos dominios solo pueden ser gestionados y asignados por organizaciones autorizadas (registrador de dominios y registro de dominio), que a su vez operan bajo la autorización de la ICANN. En otras palabras, el control del DNS y de todos los dominios está centralizado en una única organización.

Blockchain y dominios NFT

Los dominios NFT difieren de los dominios tradicionales principalmente en su gestión. Con los dominios tradicionales, la propiedad de un dominio (es decir, quién tiene autorización para alojar su proyecto web bajo un nombre de dominio) está controlada por el registro de dominios responsable. Además, la resolución de un dominio se lleva a cabo a través del DNS central.

Con los dominios NFT, en cambio, la propiedad no es validada por una organización central, sino por la propia blockchain en la que se creó el dominio. Esto es posible gracias a contratos inteligentes personalizados que son ejecutados por los nodos de la cadena de bloques. Dependiendo de la cadena de bloques en la que se haya creado el dominio NFT, el proceso puede cambiar. La resolución de una dirección de dominio también se realiza de forma descentralizada a través de la cadena de bloques.

Además de la gestión descentralizada, los dominios NFT ofrecen algunas posibilidades más. En primer lugar, como ocurre con las direcciones IP de los DNS tradicionales, también cuentan con una dirección asociada, una dirección de cartera digital de criptomonedas, que puede utilizarse para comerciar con criptomonedas. Además, los dominios NFT son NFT en sí mismos, por lo que pueden considerarse objetos digitales únicos. Es decir, con los dominios NFT también se puede comerciar: tanto el comercio como la verificación de transacciones de criptomonedas se llevan a cabo en la blockchain.

Las ventajas de un dominio NFT

Tener el certificado de propiedad de un dominio NFT y poder alojar una página web sin seguir el sistema clásico de Internet son solo dos de las ventajas con las que cuentan este tipo de dominio. Asimismo, puedes utilizar el dominio para iniciar sesión en otras aplicaciones descentralizadas (DApp) o para convertir la dirección de tu cartera digital en una URL fácil de recordar. Puedes comprar y vender a través de tu dominio NFT, sin para ello tener que usar una secuencia complicada de caracteres. Dado que la mayoría de los navegadores todavía no ofrecen soporte nativo para dominios NFT, este es probablemente el uso más común de estos dominios en la actualidad.

En comparación con los dominios convencionales, que suelen exigir el pago de una cuota anual por su uso, los dominios NFT se pueden usar de forma permanente. Solo debes registrar el dominio NFT y realizar un pago único, sin cuotas adicionales (la extensión .eth es una excepción). Sin embargo, los datos de tu dominio se almacenan en la blockchain. Por lo tanto, si un día esta cadena de bloques dejara de existir, ya no podrías demostrar que el dominio te pertenece.

Consejo

Si quieres estar presente en línea, asegura tu dominio ideal con IONOS.

Cómo registrar un dominio NFT

Los nombres de dominio NFT se comercian a menudo en mercados de NFT como, por ejemplo, OpenSea y los pagos se efectúan con criptomonedas. No obstante, hay algunos proveedores que permiten comprar el dominio directamente y pagar con otras monedas, como el dólar estadounidense. Los proveedores que registran los dominios convencionales aún no pueden registrar los dominios NFT.

Al principio, el proceso de compra o registro con un proveedor como Unstoppable Domains se asemeja al de un dominio “clásico”:

  1. En primer lugar, introduce el nombre de dominio deseado en el buscador para ver su disponibilidad, así como los precios según la extensión elegida (pueden variar entre menos de 100 dólares hasta miles de dólares estadounidenses).
  2. A continuación, para seguir con el proceso de registro, vincula tu cartera digital de criptomonedas (esta debe ser compatible con el proveedor).
  3. Finalmente, tras el pago, el proveedor “acuña” tu dominio NFT para almacenarlo en tu cartera digital.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra. Política de Cookies.
Page top