IaaS, PaaS, SaaS: comparación de los servicios de Cloud Computing

Los modelos de servicio en la nube ofrecen a los desarrolladores múltiples ventajas en el día a día. Dependiendo del modelo elegido, los usuarios disponen de ámbitos de aplicación de las funciones claramente definidos para construir un desarrollo web escalable y, al mismo tiempo, disfrutan de un modelo de pago por uso muy ajustado. Además de servicios de uso muy específicos como el Backend as a Service y Function as a Service, hay en el mercado soluciones integrales para desarrolladores con Infrastructure, Platform y Software as a Service (IaaS, PaaS, SaaS), con las que autónomos, agencias y empresas de distintos tamaños pueden centrarse en usar de manera precisa el Cloud Computing que necesiten.

En este artículo, te explicamos los distintos modelos de Cloud Computing, así como las diferencias de extensión y funcionamiento de Software as a Service, Platform as a Service y Infrastructure as a Service.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.

Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

  • Correo incluido
  • Certificado SSL
  • Asistencia 24/7

¿Qué modelos de Cloud Computing existen?

En el campo de los servicios de Cloud Computing, se ha establecido un amplio abanico de modelos distintos que pueden usarse para desarrollar aplicaciones web. Los denominados modelos XaaS comparten una serie de similitudes, como por ejemplo la posibilidad de usarse sin depender de la ubicación para que equipos de desarrolladores de distintos países puedan acceder a una estructura existente. Los respectivos proveedores alojan los servicios en la nube, lo que hace que las tareas diarias de mantenimiento y actualización sean cosas del pasado. Con IaaS, PaaS y SaaS, los usuarios disponen de distintos servicios XaaS, que dependiendo del ámbito de uso, pueden requerir poco o muy poco esfuerzo de gestión.

Software as a Service

El modelo de Cloud Computing probablemente más conocido y utilizado es el Software as a Service. Este modelo ofrece a usuarios y desarrolladores la mayor variedad en términos de alcance y al mismo tiempo proporciona el mayor alivio de carga. Se trata principalmente de aplicaciones web con una multitud de funciones y áreas de uso proporcionadas de manera centralizada. Las aplicaciones no se ejecutan en un ordenador independiente, sino a través de una nube. Encontramos ejemplos de aplicación del SaaS entre otros en los sistemas de gestión de contenidos (CSM), las herramientas de asistencia al cliente (CRM) o en el comercio electrónico.

Las aplicaciones SaaS suelen sustituir a múltiples programas de una, de manera que los usuarios solo requieren una licencia, lo cual minimiza considerablemente el esfuerzo de gestión y genera ventajas de costes. Otra ventaja: a pesar de las extensas funciones que ofrecen las aplicaciones SaaS, no hace falta mantenimiento ni recursos para su funcionamiento. Las actualizaciones periódicas, por ejemplo, en forma de parches seguridad, las distribuye automáticamente el proveedor.

Platform as a Service

Platform as a Service (PaaS) es un servicio de Cloud Computing que proporciona a los desarrolladores un entorno de desarrollo junto a las herramientas necesarias para crear nuevas aplicaciones. Este servicio es especialmente adecuado cuando hay que crear aplicaciones web de forma rápida y sencilla. La ventaja es que los desarrolladores no tienen que preocuparse de configurar y mantener la infraestructura necesaria.

A través de la plataforma, los desarrolladores tienen acceso a componentes de aplicación preprogramados para, por ejemplo, desarrollar rápidamente aplicaciones basadas en la nube. Así, PaaS también permite testear las aplicaciones desarrolladas. El proveedor pone a disposición los recursos necesarios a través de la nube.

Infrastructure as a Service

Infrastructure as a Service (IaaS) es en extensión el más pequeño de los tres modelos de Cloud Computing. Con este modelo, el usuario accede a una infraestructura informática disponible en Internet. El proveedor de la nube gestiona los centros de cálculo necesarios para ello. El almacenamiento y la administración recaen por tanto sobre el proveedor, a quien los usuarios contratan la potencia de cálculo necesaria y el alcance de las estructuras de red según sus necesidades individuales.

Otros modelos de servicio en la nube también utilizados son Backend as a Service y Function as a Service que en extensión y posibilidades de uso están más especializados que IaaS, PaaS y SaaS. Lo que tienen en común todos los servicios de Cloud Computing es que son escalables hacia arriba y hacia abajo en su respectivo ámbito de aplicación. Con los modelos de pago asociados al pago por uso, solo se paga por el uso que realmente hacen los usuarios y desarrolladores. Esto convierte a los modelos XaaS en alternativas reales a las estructuras convencionales.

¿Qué diferencias hay entre IaaS, PaaS y SaaS?

Las diferencias entre los modelos de Cloud Computing presentados yacen por una parte en la extensión de la aplicación utilizada, y por otra en el esfuerzo de gestión que deposita el desarrollador en el proveedor en el trascurso del uso.

En SaaS, por ejemplo, la gestión completa del servidor, la gestión de datos y el almacenamiento utilizado dependen totalmente del proveedor. Con este servicio, los usuarios normalmente no tienen que encargarse en absoluto de la gestión.

De los tres servicios de Cloud Computing, con IaaS, los usuarios tienen que realizar el mayor esfuerzo de gestión. Por ejemplo, mientras que el servidor y la red son proporcionados por el proveedor, las aplicaciones y los datos utilizados tienen que ser gestionados por el proveedor.

La siguiente gráfica aclara las diferencias en función de los elementos a gestionar:

¿Le ha resultado útil este artículo?
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra. Política de Cookies.
Page top