Stadia – El cloud gaming de Google

Google Stadia es una plataforma de streaming de videojuegos que funciona del mismo modo que los servicios de streaming de películas y series como Netflix o Amazon Prime. No es necesario realizar descargas ni instalaciones posteriores de los videojuegos. En las siguientes secciones puedes encontrar lo que puedes esperar de Stadia y lo que necesitas saber sobre videojuegos online.

Prueba del servidor cloud gratis con IONOS

Prueba ahora el servidor cloud de forma gratuita - ¡Dispón de 30 días para probar el servidor Cloud de IONOS sin coste!

REST API
Tráfico ilimitado
Virtualización VMware

Cloud Gaming: visión general

Google Stadia es como xCloud, el servicio de streaming de videojuegos de Microsoft. En pocas palabras, un servicio de videojuegos en la nube de este tipo ofrece a los usuarios la posibilidad de acceder con uno de los dispositivos compatibles (ordenador, portátil, TV, smartphone o tablet) y jugar a los videojuegos disponibles en su catálogo. Estos últimos se instalan en los servidores de los centros de datos de los operadores, se mantienen allí y reciben automáticamente los últimos parches. A través de la red, los juegos se reproducen en tu dispositivo.

Dado que los videojuegos son medios interactivos, a diferencia de las películas y series de Netflix y similares, con servicios como Stadia el intercambio de paquetes de datos va en ambas direcciones: las entradas realizadas en el mando, en el ratón y en el teclado para controlar el juego se envían a los servidores y se sincronizan para que puedas disfrutar de una experiencia de juego fluida.

Puedes encontrar más información sobre el funcionamiento de Stadia y servicios similares en nuestro artículo “Cómo funciona el cloud gaming”.

Requisitos técnicos para el uso de Google Stadia

La gran ventaja del cloud computing a través de Stadia es que el hardware de tus dispositivos no tiene que cumplir con los requisitos de uso de los respectivos juegos. Dado que los títulos se ejecutan en los propios servidores de la plataforma y solo se transmiten a tu red, el único requisito obligatorio es una conexión a Internet estable y potente. Para los juegos en alta definición, deberías tener al menos un ancho de banda de 10 MBit/s en la descarga. Para jugar en 4K, Google recomienda una velocidad de descarga de al menos 35 MBit/s. Los requisitos para la carga son de 1 MBit/s.

Por lo demás, el servicio de Google Stadia plantea exigencias moderadas en tu propio hardware: si no tienes dispositivos “antiguos”, deberías poder utilizar Stadia sin problemas. Además de ordenadores de sobremesa y portátiles (con ratón y teclado), los dispositivos disponibles incluyen portátiles, tablets y smartphones de Google, Samsung, OnePlus, Asus, Razer y LG. Desde finales de 2020, también se podrán utilizar smartphones y tablets de Apple para el servicio.

Nota

Para usarlo en dispositivos móviles, debes instalar la última versión del navegador Chrome y la última versión de la aplicación Stadia.

Los mandos de juego habituales también son totalmente compatibles. Sin embargo, para utilizarlo en el televisor es necesario el reproductor de streaming Chromecast Ultra, que a su vez requiere el mando Stadia. Estos dispositivos tienes que comprarlos por separado.

¿Cuál es el modelo de tarifas de Stadia?

Si quieres utilizar Google Stadia, puedes elegir entre la versión básica gratuita y la versión pro, que tiene un precio fijo mensual. Los usuarios de la versión Pro de Stadia tienen a su disposición una amplia biblioteca de videojuegos. También pueden disfrutar de los videojuegos en una resolución de hasta 4K y del sonido en calidad 5.1, aunque ambos dependen de la calidad de tu conexión a Internet. Además, la suscripción Pro ofrece promociones adicionales de descuento, demos de los próximos lanzamientos y una biblioteca de videojuegos que cambia mensualmente.

Los usuarios de la versión gratuita solo reciben acceso a la plataforma Google Stadia. Si también quieren jugar, todos los títulos deben comprarse por separado antes de utilizarlos. Además, la calidad de la imagen y el sonido están limitados a un máximo de 1080p y sonido estéreo. Ambos abonos tienen en común que los juegos que no están incluidos en la biblioteca de Stadia deben adquirirse a precio completo.

Stadia: las características y ventajas más importantes de un vistazo

Stadia te da la oportunidad de jugar a los videojuegos más actuales, aunque no dispongas del hardware correspondiente. No es necesario actualizar ni el hardware ni el software: los servidores de los centros de datos del operador ejecutan los juegos y las actualizaciones se aplican automáticamente. En la medida de lo posible, pueden usarse la tablet o el smartphone para jugar a los videojuegos.

Con Google Stadia, no solo las partidas están en la nube, sino también, si lo deseas, los niveles. Esto proporciona máxima flexibilidad, ya que se puede jugar casi en cualquier lugar. Stadia ofrece un número cada vez mayor de juegos conocidos. Si los títulos no están incluidos en la biblioteca, se pueden comprar y reproducir en la nube. Puedes probar la suscripción Pro y cancelarla en cualquier momento.

Con una conexión a Internet de alta calidad, las partidas se ven a través de Google Stadia con la mejor calidad posible. Si el ancho de banda es demasiado bajo o la velocidad de Internet sufre fluctuaciones, la imagen y el sonido se reducen automáticamente. Una experiencia de juego fluida es la máxima prioridad. Los tiempos de latencia, es decir, el tiempo en milisegundos necesario para intercambiar paquetes de datos, son relativamente bajos en la mayoría de los casos.

Problemas y desventajas de jugar a través de Google Stadia

La mayor desventaja del servicio es obvia: en zonas con una infraestructura débil de Internet, no se recomienda un servicio de juegos en la nube como Google Stadia. Los tiempos de latencia más elevados y la mala calidad de imagen y sonido no solo reducen la diversión de los juegos, sino que acaban por obstaculizarlos. En cuanto a los tiempos de latencia: son de buenos a muy buenos en la mayoría de los casos, pero los que juegan principalmente a shooters multijugador competitivos pueden notar cada milésima de segundo de retraso en la transmisión.

Una fluctuación en el caudal de datos de la conexión a Internet o de la propia red doméstica también afecta a la visualización de las partidas a través de Google Stadia. En cuestión de segundos, la superproducción visual se convierte en un juego a escala reducida con texturas turbias o píxeles más anchos.

Nota

Para jugar en 4K, por supuesto, también debes tener un dispositivo adecuado. Si no lo tienes, los videojuegos de Stadia no se mostrarán en 4K - incluso si pagas por la suscripción Pro.

Aunque el número de títulos disponibles en la biblioteca de la suscripción Pro crece constantemente, la oferta es relativamente pequeña en comparación con el resto de los videojuegos disponibles en el mercado. Los operadores están incluyendo gradualmente en la oferta sagas de videojuegos populares, pero que llevan ya un tiempo en el mercado. Las superproducciones actuales o incluso los títulos exclusivos siguen siendo en gran medida un proyecto de futuro.

Aunque de vez en cuando hay ofertas y rebajas de títulos en Google Stadia, por regla general, los juegos (para la suscripción básica o los que no están incluidos en la biblioteca) se venden a precio completo, lo que puede ser más caro que en otras plataformas. Además, no puedes transferir a Stadia los títulos que ya hayas comprado en Steam u Origin, por ejemplo. A la hora de jugar en el televisor, se añade el hecho de que hay que invertir en Chromecast Ultra y en comprar el mando oficial de Stadia.

Otra desventaja radica en la naturaleza de los servicios de videojuegos en la nube o en streaming: si la suscripción termina, ya no tienes acceso a los juegos. Además, debido a la infraestructura de streaming y al hecho de que los juegos no se ejecutan en tu propio ordenador o dispositivo final, no es posible gestionar tus propios servidores para las partidas multijugador. Así que si, por ejemplo, quieres tener tu propio servidor Minecraft, Google Stadia no es para ti.

Consejo

Otros proveedores de videojuegos en la nube son los siguientes:

  • - xCloud
  • - GeForce Now
  • - PlayStation Now
  • - Shadow
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra. Política de Cookies.
Page top