¿Qué es un subdominio?

Además del protocolo de transferencia (“http o “https), todos los URL constan de un dominio de nivel superior y otro de segundo nivel. Por ejemplo, en “example.org, “example” es el segundo nivel de dominio (el nombre de dominio), mientras que “org” representa el dominio de nivel superior. Además de estos componentes esenciales, un URL puede contener un subdominio. Te explicamos de qué se trata.

Subdominio: explicación detallada

Un subdominio te permite dividir tu sitio web en varias secciones. Para ello, el nombre del subdominio se inserta en la dirección delante del nombre del dominio (dominio de nivel superior) y separado por un punto. La siguiente imagen ilustra esta estructura:

En este ejemplo, “photos” es el subdominio del dominio principal “example”. De esta forma, el propietario de una página con fotos de diferentes eventos puede utilizar esta sección como página independiente y así separar los tipos de contenido de su presencia en Internet.

Tu propio dominio .mx

Obtén el nombre de dominio que te represente, ¡con tu asesor personal incluido! 

Barato
Seguro
Asistencia 24/7

Para qué sirven los subdominios

Una vez definido qué es un subdominio, pasamos a aclarar para qué sirve. La función principal de un subdominio es separar las diferentes secciones de un sitio web y así organizar los contenidos de manera efectiva. Puesto que las secciones están asociadas entre ellas por el nombre de dominio principal en el URL, los usuarios reconocen claramente que se trata de un producto, un proyecto o una sede de la misma empresa. Con un subdominio no solo se incrementa la usabilidad del sitio web, sino que también es útil para dirigir la atención hacia determinados temas.

Los subdominios son aconsejables para las grandes empresas con varias sedes, por ejemplo. Si la empresa quiere mencionar los diferentes cometidos y añadir informaciones concretas de cada sede en su sitio web, es una buena idea crear un subdominio propio para cada una. De esta forma, a través del subdominio correspondiente, la empresa puede ofrecer información específica.

Otras razones para utilizar subdominios:

  • Diferentes idiomas: por lo general, las versiones multilingües de un sitio web se organizan en subdominios. De esta forma, por ejemplo, se accede a la versión en inglés con “en.example.org” y a la versión española con “es.exameple.org”.
  • Versión móvil: en lugar de usar diseños adaptables, muchas empresas recurren a subdominios como “m.example.org”para la versión móvil de su sitio web. Así es más sencillo, por ejemplo, establecer contenidos para este tipo de versión y ofrecer sitios web menos pesados para velocidades de datos limitadas.
  • Landing pages: para captar clientes potenciales, los expertos en marketing se sirven de páginas de aterrizaje. Estas páginas están adaptadas a una oferta en concreto y, por lo tanto, optimizadas para convertir al usuario en cliente. Para que las empresas no tengan que incluir estas páginas en la jerarquía de la página principal, las páginas de aterrizaje generalmente se crean como subdominio. De esta forma se mantiene la relación con la empresa y, al mismo tiempo, el equipo de marketing tiene libertad de acción en lo referente al diseño y a la estructuración de cada página de ofertas.
  • Servicios técnicos: la creación de un subdominio también es beneficiosa para los servicios técnicos, como los servidores de correo electrónico (imap.example.org) o los servidores FTP (“ftp.example.org”).

Cómo asignar un subdominio

El requisito para asignar un subdominio es contar con un dominio principal. Una vez tengas uno, puedes asignarle un subdominio mediante un registro DNS. Para ello solo debes crear un registro DNS con el nombre del subdominio y dirigirlo al servidor que aloje el subdominio. En otras palabras, has de crear un subdominio en el proveedor que gestiona la configuración DNS de tu dominio. Por lo general, se tratará de tu proveedor de hosting web, pero dependiendo de la configuración podría ser el encargado de registrar tu dominio.

Los proveedores de alojamiento web facilitan la creación de subdominios con herramientas útiles para que los propietarios de un sitio web no tengan que crear un registro DNS cada vez que quieran crear un subdominio. Por lo general, basta con introducir el nombre y el proveedor de hosting se encarga de crear los registros automáticamente. El proceso de configuración puede variar en función del proveedor en cuestión.

La relevancia de los subdominios para el posicionamiento en buscadores (SEO)

Especialmente a la hora de actualizar un sitio web, los propietarios a menudo se preguntan si deben utilizar subdominios, índices u otros dominios. ¿Qué relación hay entre el SEO y los subdominios?

Los subdominios son dominios independientes y desde el punto de vista del posicionamiento web no están vinculados al dominio raíz, por lo que el dominio principal no transfiere su “link juice” ni su fiabilidad al subdominio. Por consiguiente, los propietarios de sitios web tienen que optimizar las palabras clave de los subdominios individualmente y desarrollar una estrategia de enlaces propia para cada uno de ellos. Hacerlo ofrece la ventaja de que el dominio principal y el resto de subdominios no se ven afectados por los posibles algoritmos negativos de Google que afecten al subdominio y viceversa.

Además, en los resultados de búsqueda aparece, por lo general, un resultado por dominio. Con los subdominios es posible posicionar otros resultados de visualización y así conseguir una mayor probabilidad de clics.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .mx un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde $0/año
después $700/año