Cómo utilizar DirectStorage en Windows 11

De Xbox a Windows, DirectStorage es una interfaz API y una tecnología de juegos que acelera los tiempos de carga de los juegos de cálculo intensivo y soporta gráficos exigentes. Los requisitos previos son un hardware con NVMe-SSD y una tarjeta gráfica compatible con DirectStorage.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.

Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

Correo incluido
Certificado SSL
Asistencia 24/7

¿Qué es DirectStorage?

DirectStorage es una tecnología conocida por las series de consolas Xbox X y S. También es compatible con PlayStation 5. La API de DirectStorage permite a los desarrolladores de juegos integrar la función en los juegos para acelerar los tiempos de carga y mostrar mundos de juego llenos de detalles. Como los juegos de PC son un área importante de los juegos y Windows 11 es el mejor sistema operativo Windows para los jugadores gracias a las características especiales de los juegos, DirectStorage es ya totalmente compatible con Windows 11.

La ventaja es que la interfaz de programación reduce la sobrecarga del procesador al renderizar mundos de juego complejos. Gracias a DirectStorage, los datos gráficos se transfieren a mayor velocidad entre el SSD y la tarjeta gráfica, sin que la CPU tenga que descomprimir los datos comprimidos. Los usuarios gozarán de una mejor experiencia de juego con texturas detalladas, extensos mundos y mucha acción. Desde el punto de vista de los desarrolladores de juegos, la API significa que ya no tienen que adaptar la calidad de los gráficos a las limitaciones del hardware y pueden utilizar tecnologías gráficas sofisticadas como raytracing. Sin embargo, un requisito previo es que los juegos deben integrar en su programación la función de DirectStorage y los jugadores de PC han de utilizar Windows 11, así como el hardware para soportar DirectStorage.

¿Cómo funciona DirectStorage?

La función de DirectStorage está estrechamente relacionada con la representación de los gráficos del juego. Tradicionalmente, los datos gráficos comprimidos se descomprimen mediante desvíos. Los datos del juego almacenados en un SSD|server/know se transfieren a la memoria principal (RAM). Para ganar espacio, los datos se comprimen. Cuando inicias un juego, la API (Application Programming Interface) recupera los datos del SSD a la memoria RAM. Esta los pasa al procesador de la CPU para descomprimirlos. Una vez descomprimidos, se pasan de nuevo a la RAM y de ahí a la memoria de vídeo (VRAM) de la GPU para su renderización.

DirectStorage es una API de bajo nivel que elimina la necesidad de una descompresión que consume tiempo a través de la CPU. Los datos gráficos comprimidos se transfieren directamente desde el SSD a la tarjeta gráfica a través de la RAM. La descompresión se produce así en la VRAM de la GPU, ahorrando tiempo de procesamiento y transferencia de los datos del juego. Los youtubers de Linus Tech Tips han probado cuánto tiempo se ahorra al renderizar con y sin DirectStorage. Renderizaron una escena de juego de 52,4 MB que tardó 0,33 segundos en cargarse sin DirectStorage y solo 0,08 segundos con este sistema.

¿Cuáles son los requisitos previos?

Ahora el “pero”. Aunque DirectStorage viene preinstalado en Windows 11, su uso solo es óptimo si los juegos se han programado con DirectStorage y los jugadores poseen el hardware necesario, como discos SSD con NVMe. Los requisitos previos son:

  • un SSD NVMe con al menos 64 GB de almacenamiento
  • una tarjeta gráfica compatible con DirectX 12 y Shader modelo 6.0.

El hardware también fue la razón principal por la que DirectStorage estuvo disponible para las consolas Xbox ya en 2020, mientras que los usuarios de PC tuvieron que esperar más. Las consolas tienen un hardware uniforme, pero los PC vienen con diferentes componentes de hardware, tarjetas gráficas, SSD vs. HDD, procesadores y RAM que hacen que la implementación de DirectStorage sea algo más complicado. Hasta ahora, porque con Windows 11 eso ha cambiado.

Nota

No solo los desarrolladores de juegos utilizan DirectStorage como parte de su proceso de desarrollo. Los fabricantes de tarjetas gráficas, como Nvidia, están utilizando una interfaz de programación propietaria integrada de DirectStorage. Nvidia podría ofrecer pronto este tipo de API a partir de la serie GeForce RTX 200.

¿Qué ofrece Windows 11 con DirectStorage?

DirectStorage traslada los datos gráficos comprimidos del disco duro a la VRAM de la tarjeta gráfica sin pasar por la CPU. Como la tarjeta gráfica descomprime los datos mucho más rápido, la carga del procesador se reduce entre un 20 y un 40 por ciento y el rendimiento del juego se acelera. Los desarrolladores de juegos que utilizan DirectStorage pueden ofrecer texturas más nítidas y detalladas y mundos de juego más extensos que se pueden renderizar sin judders, dropouts o glitches con el hardware adecuado.

La integración de DirectStorage también significa que los desarrolladores de juegos pueden añadir más elementos, como los NPC, o crear mundos abiertos como los de Final Fantasy XIV. Un renderizado más rápido hace que los objetos no aparezcan de la nada, sino que sean componentes del mundo visible del juego. Uno de los primeros juegos de PC que ofrece compatibilidad con DirectStorage es el juego de rol de acción de fantasía Forespoken, del conocido desarrollador Square Enix. Para que los jugadores se beneficien realmente de esta tecnología más rápida, hay que tener en cuenta la descompresión y la transferencia de datos ya en la fase de desarrollo del juego. Porque sin juegos con funcionalidad DirectStorage, cualquier ventaja de hardware no va a reducir mucho los tiempos de carga.

¿Está disponible DirectStorage para Windows 10?

En general, DirectStorage funciona en Windows 10, aunque con algunas deficiencias, ya que no se pueden utilizar las optimizaciones de la memoria de almacenamiento. Hay que instalar Windows 11 para disfrutar de todas las ventajas de DirectStorage. No obstante, el rendimiento de los juegos debería ser algo mejor en Windows 10, al menos hasta cierto punto.

¿Es necesario activar DirectStorage?

Los usuarios de Windows 11 disfrutan de la funcionalidad integrada de DirectStorage. Siempre que tengas el hardware adecuado, como un SSD NVMe y una tarjeta gráfica compatible, podrás utilizar DirectStorage para los juegos compatibles.

Nota

DirectStorage no es la única aplicación que acelera el rendimiento de Windows 11. Hay otras funciones integradas que también ayudan a acelerar Windows 11 o acelerar Windows 10.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra. Política de Cookies.