Continuous Integration vs. Continuous Delivery vs. Continuous Deployment – visión general de los modelos de desarrollo de software

No cabe duda de que los procesos de desarrollo de software son caros. Especialmente cuando el código elaborado no puede integrarse en el software existente, los costes de desarrollo pueden dispararse. Siendo esta la situación, los enfoques modernos Continuous Integration, Continuous Delivery y Continuous Deployment ofrecen una solución basada en la validación múltiple del código durante su desarrollo. Además, también permiten entregar al cliente prototipos del producto deseado, ya que divide el trabajo en diversas fases de desarrollo más pequeñas. De esta manera, puedes ajustar los requisitos necesarios a lo largo del proceso de desarrollo y comprobar si el software adopta la forma deseada.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.

Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

  • Correo incluido
  • Certificado SSL
  • Asistencia 24/7

Desarrollo ágil

Los modelos modernos de desarrollo de software tienen su origen en el concepto de desarrollo ágil de software. Con este enfoque no solo acelera el proceso de desarrollo, sino también facilita su comprensibilidad. El objetivo detrás del desarrollo ágil es crear el software que el cliente realmente necesita. Cada fase de desarrollo proporciona un prototipo y, a través de este, el cliente puede comprobar las funciones del software, al igual que su compatibilidad con el software existente. Además, se pueden tener en cuenta los deseos que el cliente va formulando durante el proceso de desarrollo.

Hecho

Un proceso de desarrollo clásico de software se divide en cuatro fases: especificación, desarrollo, validación y evolución. En primer lugar, el cliente especifica sus necesidades. A continuación, se sigue con la fase de desarrollo, en la que se escribe el código y se concluye el proyecto. Después de esta fase, los desarrolladores comprueban junto con el cliente si el software funciona de forma correcta. En la última etapa, la fase de evolución, el software se adapta a las necesidades cambiantes y a los requerimientos del entorno. Sin embargo, el método de desarrollo ágil da pasos más pequeños y repite las fases individuales de forma incremental. Por lo tanto, permite reaccionar de forma más flexible a los cambios.

DevOps

Las empresas continúan implementando el desarrollo ágil. De hecho, hay varios enfoques que se utilizan para acelerar los procesos de desarrollo internos como, por ejemplo, DevOps, nombre que resulta de la combinación de las palabras “Development” (desarrollo) y “Operations” (operaciones). El objetivo de este tipo de cultura corporativa es unir durante toda la fase de desarrollo del software a los equipos de desarrollo propiamente dichos con los equipos organizativos. De esta manera, se evitan los problemas de integración del software desde el principio. Además, se facilita el mantenimiento y la disposición de los programas. Los representantes de DevOps no solo utilizan el desarrollo continuo, sino que también confían en Continuous Integration y Continuous Deployment

Modelos de desarrollo de software: una comparación detallada

Continuous Integration

El objetivo detrás del concepto Continuous Integration es implementar lo más rápido posible todos los cambios necesarios de un proyecto de software a todo el software y, por esta razón, los programadores actualizan el código cada día. Para ello, además de herramientas de integración continua, utilizan sistemas de control de versiones como, por ejemplo, GitHub, que permiten guardar copias locales de todo el proyecto en el propio ordenador. Los programadores pueden realizar cambios en el código y subir estos al sistema de control de versiones. Después, se pueden hacer diferentes pruebas a todo el sistema y, de este modo, se evitan los problemas de integración.

Continuous Delivery

El concepto de entrega continua va más allá de la integración continua: además de actualizar el código a diario e integrar cada cambio rápidamente, el cliente dispone de un prototipo que recibe lo antes posible. La comparación entre Continuous Integration vs. Continuous Delivery muestra que la entrega continua se centra, principalmente, en el feedback del cliente. Además, la entrega temprana del código parcial permite probar el software en un entorno real y, de esta manera, cada crítica del cliente puede adaptarse en el proceso de desarrollo posterior. Si el cliente está de acuerdo con el código parcial, se le entrega posteriormente de forma manual.

Continuos Deployment

El enfoque del despliegue continuo es semejante al anterior, pero aún más amplio. Su procedimiento se basa en pruebas automatizadas que se utilizan directamente en el proceso de desarrollo. Si comparas los enfoques de Continuous Delivery y Continuous Deployment, puedes darte de que con el Continuous Deployment no hay retraso entre la prueba y el momento de liberación del código. Además, debido a los amplios marcos de prueba, los programadores no tienen que esperar a las críticas de los clientes. De hecho, los desarrolladores pueden proporcionar el código parcial inmediatamente después de su desarrollo de forma automatizada.

Continuous Integrations vs. Continuous Delivery vs. Continuous Deployment

Si quieres saber qué modelo de desarrollo es el más adecuado, debes analizar los requerimientos específicos del proyecto, ya que la respuesta depende de estos. Sin embargo, los tres modelos tienen sus ventajas, aunque solo si el cliente y los programadores trabajan juntos.

Los costes asociados al despliegue continuo son elevados debido a los procedimientos de prueba. No obstante, estos métodos permiten que los clientes se den cuenta de la mejora diaria en el software. Asimismo, el proceso de desarrollo es más rápido, ya que no hay interrupciones en ningún momento. Esto permite ahorrar en algunas situaciones los costes adicionales de los marcos de prueba al final. En cuanto a la entrega continua, el cliente tiene libertad de acción, por lo que los requisitos se pueden especificar posteriormente sin causar ningún inconveniente. Además, es fácil realizar pequeños cambios en el código.

A diferencia de la Continuous Integration, la Continuous Delivery renuncia por completo a la liberación intermedia de código y, por lo tanto, se recomienda utilizar este proceso de trabajo para elaborar proyectos más pequeños en los que la actualización constante no es relevantes o incluso puede llegar a ser un obstáculo.

Consejo

¿Quieres automatizar el proceso de desarrollo de tu proyecto en línea? Con IONOS Deploy Now puedes desplegar tus repositorios de GitHub directamente en la infraestructura de IONOS y seguir los cambios en tu página web en directo.

¿Le ha resultado útil este artículo?
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra. Política de Cookies.
Page top