Parte 2: la importancia del diseño en los eBooks

El diseño y la maquetación son factores importantes para las publicaciones, ya que influyen en su éxito comercial, independientemente de si se trata de un medio impreso o de un eBook, aunque sus premisas difieran ligeramente. Mientras que un libro impreso o un artículo de periódico se ajustan a un formato definido, el diseño de un eBook es algo más complejo. Debido a los diversos tamaños de pantalla de dispositivos como smartphones, eReaders, tablets u ordenadores de escritorio, los proveedores se ven obligados a crear plantillas para eBooks que ofrezcan un diseño atractivo para todos los terminales. La segunda parte de nuestra serie te ofrece información precisa sobre el papel que desempeña el diseño en los libros electrónicos.

El perfecto layout para eBooks: sinónimo de flexibilidad e interacción

A primera vista, un diseño estático puede ser la mejor solución para desarrollar las ideas sobre el texto y los contenidos multimedia para cualquier dispositivo. Cuando ya existe una edición impresa, es muy grande la tentación de aplicar el mismo formato al eBook. A causa de ello, tan solo una pequeña parte de los lectores llegarán a ver tu libro tal y como lo habías planeado, puesto que un diseño estático es comparable a una página web cuyas medidas están definidas con exactitud. La manera en la que el libro electrónico se muestra solo es, en este caso, óptima para unos pocos tamaños de pantalla. Así, en pantallas muy grandes la página se ve muy pequeña o muy grande en el caso de los terminales móviles, de modo que no es posible una navegación sencilla para el usuario.

Para una visualización adecuada en pantallas de diferentes tamaños es necesario valorar desde el principio el uso de una plantilla para eBook con un diseño flexible (reflowable layout) que se ajuste a diferentes tamaños de pantalla. En este caso, puede que haya que renunciar a parte del control ejercido sobre el software o sobre el lector en lo concerniente a cómo se verá el libro con exactitud en cada uno de los dispositivos.

Para conseguir un diseño de tales características es necesario, por un lado, tener el formato de libro electrónico adecuado y, por otro, tener como base los siguientes consejos sobre su creación.

Diseño en una sola columna

Uno de los principios básicos de la creación de eBooks es que es preferible el diseño en una sola columna. Si tu publicación estaba dispuesta originariamente en más de una columna, a la hora de convertirla para su uso en libros electrónicos, es importante intentar colocar los párrafos largos uno detrás de otro. Los fragmentos de texto diferenciados, como ocurre en aquellos artículos con una columna de comentarios aclaratorios, se pueden marcar con colores diferentes de fondo. Además, la información adicional debe introducirse al final del capítulo correspondiente. Si, en el caso de bloques de texto a doble columna, los párrafos son breves, en general se puede mantener el formato sin que surjan problemas.

Números de página y notas a pie de página

Una de las consecuencias del diseño flexible es que el número de páginas varía de un terminal a otro, ya que el tamaño de la pantalla determina que haya más o menos caracteres en una única página. Este hecho adquiere importancia, sobre todo, a la hora de incluir notas a pie de página. Los eBooks con un diseño flexible no hacen posible la vinculación de tales comentarios con una determinada página (como en el formato de libro clásico). Sin embargo, los libros electrónicos sí permiten, de forma alternativa, la inclusión de enlaces. Al enlazar el pasaje correspondiente con la nota a pie se facilita la tarea a los lectores de pasar de uno a otra y viceversa.

Capítulos e índice de contenidos

Aun cuando la ausencia de números de página no hace posible insertar un índice clásico, sí es posible crearlo a propósito en el caso de los eBooks. Al contrario de lo que ocurre con los medios impresos, no se puede colocar al principio ni integrar de manera directa. Sin embargo, puede insertarse en un archivo aparte en el que se enlazan todos los capítulos y subcapítulos. El lector accede al título del capítulo en el menú y de ahí puede saltar al fragmento deseado. De manera alternativa, el índice se puede elaborar directamente en el eBook, lo que se muestra poco práctico a la hora de distribuir un fragmento de lectura de prueba, porque a menudo es lo único que se puede leer.

Hiperenlaces y referencias internas

Junto a los enlaces ya mencionados, los eBooks también dan cabida a los hiperenlaces que conducen a páginas web. Para aclarar a los lectores que se trata de contenidos interactivos, es recomendable señalar todos los enlaces de manera unívoca, ya sea con un color o con la opción de subrayado. Sin embargo, también hay que prestar atención al hecho de que los contenidos web externos también requieren una conexión a Internet. Por ello, este tipo de enlaces nunca deben ser la condición primordial para entender un texto. En las referencias, los enlaces funcionan como en el caso de los capítulos: por ejemplo, no se crea un enlace al párrafo 3 en la página 14 (puesto que el número de página varía en función del diseño), sino al capítulo 2.1, en el que se habla de “Cómo crear un eBook”.

El diseño en los eBooks: el papel de la legibilidad

En lo que respecta al diseño, no hay diferencias entre un eBook y un libro impreso o una página web. En principio, el contenido es la parte más importante de un libro. Sin embargo, sin una concepción óptica atractiva se corre el riesgo de que no se lea el contenido a pesar de su calidad. Mientras que, a primera vista, el diseño de un eBook tiene que ver con la tipografía para que los lectores puedan leer el texto debidamente, la incorporación de fotos, tablas o gráficos, así como de la portada del libro, es una posibilidad para crear un vínculo emocional con los lectores.

La portada perfecta

La portada es, junto al título, lo primero en lo que reparan los lectores potenciales en un eBook, por lo que en su elaboración se recomienda invertir el tiempo y los esfuerzos necesarios y ser creativos, ya que solo así se conseguirá que un libro llame la atención tras un primer contacto. Analiza tranquilamente y con antelación las portadas de los competidores para informarte acerca de los modelos que se utilizan para cada género literario. Si haces clic en el siguiente enlace obtendrás información más detallada acerca de qué criterios se deben tener en cuenta a la hora de crear la portada de un eBook. Debido a la importancia que tiene la portada para un eBook, si no cuentas con los conocimientos adecuados para crearla deberías plantearte recurrir a especialistas en este ámbito.

Texto y letra

Con un tipo de letra singular y adecuado puedes sobresalir entre tus competidores, pero sin olvidar que la legibilidad es el aspecto central. En este sentido, es recomendable recurrir a dos o tres tipos de letra diferentes que tengan armonía entre ellos y que se utilicen para el mismo tipo de elementos (bloques de texto, títulos, enumeraciones, etc.). Presta atención, también, a que las fuentes que uses sean de código abierto o, en caso de tratarse de fuentes comerciales, asegúrate de poseer la licencia para poder usarlas. En lo que respecta al formateado de los textos, tienes total libertad y puedes utilizar negrita, cursiva, subrayado, etc., para resaltar las partes necesarias.

Imágenes

Las imágenes, las fotos o los gráficos son medios óptimos para aumentar el valor de las obras electrónicas. En el diseño flexible también debes adaptar el texto a la pantalla correspondiente, por lo que es conveniente no recurrir a valores absolutos (pixel) para determinar su tamaño, sino a valores porcentuales. Si, por ejemplo, fijas un valor del 50 %, la imagen ocupará media página. En este sentido, el archivo de imagen siempre debe optimizarse en función del límite máximo posible, ya que hay algunos dispositivos de visualización que permiten visualizar imágenes en modo de pantalla completa haciendo doble clic. También es recomendable recurrir a imágenes, fotos y gráficos de alta calidad y no olvidarse de las licencias en las que estos elementos se engloban en caso de que no seas el propietario de los derechos de autor de los mismos.

Contenidos interactivos y fallbacks

Hoy en día, la gama de opciones para crear eBooks es mucho más amplia que hace unos años. Gracias a avances técnicos como las pantallas a color o la opción de soportar JavaScript, los dispositivos modernos son capaces de mostrar mucho más que imágenes. Si eliges el formato que más se adapta a tu libro electrónico, también puedes implementar

  • archivos de música,
  • elementos emergentes,
  • diapositivas
  • o videos

y ofrecerles a tus lectores un valor añadido considerable. Sin embargo, debido a que no todos los dispositivos de lectura soportan todo tipo de funciones adicionales y que los usuarios con dispositivos más antiguos ya no encuentran soporte técnico, hay que considerar la integración de los denominados fallbacks. Este tipo de soluciones alternativas entran en acción cuando un elemento interactivo no puede ser reproducido y permiten configurar, por ejemplo, que un determinado fragmento de texto se muestre en forma de ventana emergente o como un bloque de texto diferenciado cromáticamente, en caso de que el dispositivo que se usa no soporte la tecnología correspondiente.

Utilizar plantillas para eBooks predeterminadas

Tal y como ocurre a la hora de crear una página web, también es posible dejar el diseño de un eBook y su maquetación en manos ajenas. En este sentido y, si lo permite el presupuesto, puedes recurrir a diseñadores profesionales para que creen una plantilla partiendo de tus ideas y para que, así, solo te tengas que ocupar del contenido. Una solución asequible es descargar plantillas prediseñadas. Aunque no están hechas a la medida de tu producto, constituyen un buen punto de partida y facilitan de manera extraordinaria la confección del mismo. Con este tipo de plantillas no es necesario que pienses en un nuevo concepto, sino que basta con adaptarlas a tus ideas. Al comprar plantillas, adquieres generalmente la licencia para una o varias obras. Si quieres obtener una gran variedad de plantillas de diseño para eBooks visita bookdesigntemplates.com y graphicriver.net. Para obras de pequeña envergadura que no sean profesionales la red recoge también diversas plantillas gratuitas que se pueden descargar libremente, pero que a veces requieren el registro en la newsletter del servicio en cuestión. Un ejemplo de ello son las plantillas PowerPoint alojadas en hectorpreneur.com y las plantillas para eBook de HubSpot.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra. Política de Cookies.
Page top