JOMO: respuesta consciente a FOMO

Instagram, Twitter, Facebook entre otras redes sociales pueden ser adictivas: los jóvenes son los más vulnerables a esto, y conocen muy bien el sentimiento de inferioridad que causa estar expuesto de forma continua a los perfiles de los demás. Cuando sus amigos digitales cuelgan sus fotos de fiestas y viajes por el mundo, tienden a percibir su propia vida como aburrida y les preocupa perderse experiencias.

Cada vez más jóvenes se cansan de la presión de estar presentes en todas partes y participar de todas las tendencias. Ya no quieren permitir que las redes sociales les hagan sentir mal por no estar ocupando su tiempo de forma continua y se apoyan en la idea en torno a JOMO (Joy of missing out), esta es, la satisfacción de dejar pasar un evento y relajarse sin hacer nada.

¿Qué es JOMO?

Definición

JOMO, abreviatura de Joy of missing out, define el placer de no estar presente. JOMO se contrapone al concepto FOMO, que describe el miedo a perderse cosas fomentado por las redes sociales.

En lugar de ir a la última fiesta de moda, los partidarios de JOMO prefieren quedarse en el sofá de casa y poner su serie favorita sin remordimientos de conciencia. Disfrutan de la sencillez y rechazan la idea de que la vida es más satisfactoria si se experimentan sensaciones de forma continua.

Vivimos en una época que ofrece innumerables posibilidades. Internet nos mantiene constantemente al tanto de estas, no solo a través de las redes sociales, sino también cada vez que hacemos clic en los portales de noticias, vemos vídeos de YouTube y escuchamos podcasts. Los partidarios de JOMO han decidido dejar de estresarse por esta ilimitada variedad de posibilidades e impresiones digitales y ya no intentan incluir todas las tendencias de la red en la vida analógica. En su lugar, reducen deliberadamente el ritmo y escuchan sus propias necesidades.

Prefieren la calidad a la cantidad, y evitan que sus decisiones estén dictadas por “debería” y “debo”, sino que se concentran en las personas y actividades importantes de sus vidas. Además, regularmente se toman un tiempo para ellos mismos, para relajarse, pensar y no hacer nada.

Creación e historia

Mientras que FOMO, Fear of missing out, ha aparecido en los medios de comunicación desde hace varios años, el concepto JOMO es un fenómeno relativamente nuevo En 2018, el New York Times declaró Joy of missing out como la nueva tendencia del verano, consiguiendo atraer la atención del gran público.

JOMO es el movimiento lógico de respuesta al FOMO. Un estudio en los EE. UU. indicó que la generación más joven está extremadamente estresada en comparación con grupos de edad nacidos antes. El 95 % de los encuestados afirmaron sentirse ocasionalmente o muy a menudo estresados.

Es probable que Internet desempeñe un papel importante en este sentido. El 52 % de los encuestados confesaron pasar demasiado tiempo online. En la red, pueden observar la vida de otros y descubrir las nuevas tendencias.

La comparación digital a través de loas redes sociales produce una sensación constante de agobio. La escuela, la universidad y el trabajo ya conllevan numerosas obligaciones, pero con el fin de mantenerse al día con la vida privada de los amigos en las redes sociales, la agenda también se llena durante el tiempo libre. Las exigencias de la generación Z e Y son altas: el deporte y la nutrición se utilizan para trabajar el cuerpo; la meditación y el entrenamiento sirven para desarrollar la personalidad y las fiestas, los conciertos y los viajes se utilizan para cultivar la vida social.

Cuando, a pesar de todos los esfuerzos, la propia vida sigue estando lejos de la vida impecable de las estrellas, surge la insatisfacción. El 59 % de los entrevistados intenta hacer algo por su salud mental y reducir el estrés. Muchos de ellos aceptan con gratitud la tendencia JOMO, después de las demandas excesivas y el estrés permanente.

Joy of missing out vs. desintoxicación digital

Aunque la presión y el estrés se intensifican en muchos casos con Internet y los smartphones, esto no significa que las personas que aplican JOMO se conviertan en ermitaños contrarios al uso de la tecnología. JOMO trata más bien de encontrar el equilibrio y decidir de forma consciente cómo interactuar con los mundos digitales.

Este concepto tampoco tiene por qué considerarse una desconexión temporal de Internet y las redes sociales. Es más, esta tendencia puede incluso relacionarse con el “sentido de obligación” y “el deseo por desarrollarse como persona” asociado a FOMO.

El JOMO aspira a devolver la plenitud a la vida cotidiana en lugar de la presión de actuar, y eso también puede significar disfrutar de algunas ofertas digitales. En un estudio británico, el 78 % de los millenials encuestados afirmaron que las ofertas de streaming habían aumentado su Joy of missing out.

5 consejos para una vida diaria donde JOMO tenga mayor presencia

Lo esencial en JOMO es que no requiere de un método especial, ni se debe hacer nada en particular para experimentar satisfacción al no participar de todo, si bien es esto lo que resulta más difícil para muchos. Quienes tienen dificultades para no hacer nada han de prestar atención a los cinco consejos que aparecen a continuación:

  1. Tiempo para la autorreflexión: la satisfacción personal no aumenta con el número de actividades de tiempo libre. Por muy importante que sea compartir tiempo con la familia y los amigos, también es importante para la salud mental de una persona pasar a menudo tiempo a solas. Es mejor hacerlo sin smartphone, Internet ni TV. Es un tiempo para reflexionar sobre los problemas y miedos, revisar las experiencias propias y dar a los deseos y sueños la oportunidad de aventurarse en la conciencia.
  2. Claridad sobre las prioridades: cuanto más regularmente te tomes descansos breves para pensar en tu vida, más consciente serás de los factores que consideras realmente importantes. Revisa qué compromisos y actividades ya no te convienen y evítalos para tener más tiempo para las personas y experiencias que te importan.
  3. Aprende a decir no: di tienes claras tus prioridades, te resultará más fácil rechazar invitaciones y ofertas. Si te resulta particularmente difícil decir que no, concéntrate en las facetas de tu vida en las que has ganado tiempo a través del adverbio de negación. Cada “no” contiene un “sí” a tus propios planes.
  4. Define ratos sin conexión: en tus minutos de silencio, ¿coges inmediatamente tu smartphone o te pones la televisión? Para tu descanso semanal, utiliza aplicaciones que bloquean el acceso a determinadas aplicaciones durante un tiempo fijado o ve a una cafetería sin conexión wifi.
  5. Concéntrate en el aquí y el ahora:Joy of missing out aparece automáticamente si estás en paz con el momento. Es cierto que esto no siempre es fácil, pero la meditación puede ayudar. Se ha demostrado que reduce los niveles de estrés y puede aumentar la felicidad. Es importante que medites regularmente, preferiblemente a diario, y no dejes inmediatamente tu buen hábito si notas un cambio en tu estado de ánimo. De lo contrario, el placer de disfrutar de no hacer nada puede desaparecer, dejando la puerta abierta a FOMO.

Porque la unión hace la fuerza. En IONOS
#estamoscontigo
y es por eso que queremos ayudarte a seguir impulsando
tu negocio. Diseña la tienda de tus sueños con:

eCommerce
Gratis durante los primero 3 meses.