Alternativas a 1Password: los mejores gestores de contraseñas

La herramienta 1Password, aun siendo de pago, goza de gran popularidad, ya que se encarga de gestionar las numerosas claves de acceso que un usuario necesita a diario en diferentes servicios online, lo que le facilita el trabajo sobremanera. El software 1Password se encarga de almacenar todas las claves, licencias y otro tipo de información sensible con la ayuda de una contraseña maestra y, junto a una herramienta propia, también trabaja con extensiones en el navegador. Todo ello permite proteger las contraseñas, incluirlas automáticamente en los servicios online correspondientes y generar nuevas claves de caracteres aleatorios cuando sea necesario. Si el usuario así lo quiere, el programa sincroniza las contraseñas en la nube para que se pueda usar el mismo registro de contraseñas en diferentes dispositivos.

Está claro que los gestores de contraseñas liberan a sus usuarios de toda preocupación. Con mucha frecuencia 1Password es la primera opción que se tiene en cuenta cuando se está barajando utilizar este tipo de herramientas; no obstante, merece la pena echar un vistazo a las alternativas disponibles debido a los problemas que el conocido software puede presentar:

  • Las extensiones para el navegador de 1Password solo pueden usarse en el modo de administrador. Para obtener un soporte completo para varios usuarios es necesario abonarse a la opción de pago “Family”, la cual permite el acceso a contraseñas en la nube. Es por ello que 1Password se recomienda a usuarios individuales.
     
  • El software de 1Password con todas sus funciones cuesta anualmente ente 40 y 60 euros, un precio relativamente elevado si lo comparamos con otras herramientas similares. Además, la suscripción va aumentando de precio a medida que se van añadiendo usuarios (unos 12 euros por miembro y año). Aunque existe una versión gratuita, es bastante parca en funciones y solo está disponible durante 30 días, tras lo cual el usuario deberá suscribirse. Este modelo no está muy bien visto por algunos, que recriminan a 1Password su insistencia para que los usuarios se registren en el software de pago.
     
  • La evolución más reciente de 1Password, que lo aleja del almacenamiento local para favorecer el de la nube, es cuestionable en cuanto a seguridad. No hay que olvidar que, por norma general, las contraseñas almacenadas de forma externa son menos seguras. Además, al subir estos datos sensibles a la nube se presenta un flujo de información al que pueden tener acceso individuos no autorizados. El registro con contraseña maestra, que funciona con Javascript, tampoco se considera del todo seguro y los ataques de phishing se presentan como un problema real. Aunque el proveedor AgileBits garantiza la protección integral de los datos del usuario, estos siguen sujetos a los riesgos comunes de los servicios en la nube.
     
  • También existen muchas críticas con respecto a la transparencia y el control de los propios datos, sobre todo desde que 1Password se apartara del modelo de almacenamiento local. Al no permitir a los usuarios elegir si los datos se debían almacenar de forma local, en la nube o en ambas plataformas, el proveedor ha perdido parte de la confianza que le otorgaban.

Aunque 1Password ha sido considerado durante muchos años como el gestor de contraseñas por antonomasia, poco a poco han empezado a surgir competidores. En algunos casos puede merecer la pena utilizar un software gratuito, siempre y cuando se adecue a las necesidades de los usuarios. A continuación te presentamos las cuatro mejores alternativas:

LastPass

LastPass funciona a través de una extensión para el navegador disponible para Chrome, Firefox, Opera y Microsoft Edge. Una vez se ha establecido una contraseña maestra lo suficientemente segura, LastPass trabaja de forma independiente en un segundo plano, guardando todas las contraseñas que se introducen o se crean para diferentes servicios online. El conjunto de la información se guarda en la caja fuerte personal, una base de datos denominada Vault donde el usuario puede tener acceso a todas sus claves y datos de registro. Además, se pueden añadir notas y, si el usuario así lo decide, compartir los datos deseados con otras personas. Al igual que las plataformas de almacenamiento en la nube, la información puede organizarse en diferentes carpetas, por ejemplo, “servicios de correo electrónico” y “tiendas online”.

Una función muy práctica de este software es el generador de contraseñas integrado, capaz tanto de crear claves nuevas, largas y complejas, como de recordarlas. Si así se requiere, el navegador copiará estas claves de forma automática en los campos que les corresponda. LastPass se presenta, además, como una herramienta muy útil en las tiendas online, pues ofrece una función para almacenar información sobre tarjetas bancarias, así como direcciones de facturación y de entrega. Todo ello mejora la experiencia de compra en la Web, ya que los formularios donde se solicitan estos datos se completan automáticamente.

Otras de las funciones destacables se denomina “Security Challenge” y permite comprobar la calidad de las claves para poder mejorarlas si fuera necesario. LastPass pone a disposición de los usuarios una guía detallada donde se indican los pasos a seguir para perfeccionar la seguridad general, por ejemplo, al reconocer los posibles riesgos existentes cuando son varias páginas las que usan una misma clave o aquellos que surgen a partir de claves poco elaboradas.

El gestor de contraseñas almacena los datos de cada usuario en su servidor y no permite realizar copias de seguridad locales. Aunque el software se considera seguro y no se tiene constancia hasta la fecha de fugas de información, hay que tener en mente que los datos sensibles del usuario se guardan en servidores externos. No obstante, el proveedor ofrece para ello un cifrado de extremo a extremo fiable.

LastPass incluye, además, aplicaciones móviles para Android, iOS y Windows Phone, las cuales se pueden sincronizar con la herramienta principal, de forma que el usuario pueda acceder desde diferentes dispositivos al mismo registro de contraseñas. Asimismo, desde el software es posible gestionar las contraseñas del resto de aplicaciones.

En cuanto a los modelos existentes, LastPass ofrece en su variante gratuita una gran cantidad de funciones que facilitan en gran medida la gestión de las diferentes contraseñas. Este es motivo suficiente para ser considerada una excelente alternativa a 1Password. La versión Premium, que cuesta en torno a los 2 euros al mes, permite también compartir información con otras personas, acceso en caso de urgencia a usuarios autorizados y ofrece un espacio de almacenamiento online de 1 GB. Las licencias para varios usuarios, con un precio de alrededor de cuatro euros al mes, se encuentran en el plan “Families”, que permite a un máximo de cinco usuarios gestionar claves de forma común y por separado. Por último, LastPass ofrece a las empresas versiones con una seguridad mejorada y soporte individual. Eso sí, en este caso el precio se negocia de forma individual.

Ventajas Inconvenientes
Versión gratuita para usuarios individuales; versión Premium asequible Copias de seguridad solo online
Función “Security challenge” para garantizar seguridad Algunos informes sobre defectos
Generador de claves de calidad Las aplicaciones móviles tienen limitadas algunas funciones
Estándar de seguridad alto Diseño un tanto sobrecargado

KeePass

KeePass Password Safe, proyecto del desarrollador alemán Dominik Reichl iniciado en 2003 y que dispone de una versión actual de enero de 2018, se trata de una herramienta de código abierto cien por cien gratuita y, en consecuencia, una buena alternativa a 1Password para aquellos que no cuenten con mucho presupuesto. Aunque se creó para Windows, existen algunos puertos del programa para otras plataformas como Android, iOS, macOS/OS X, Linux y Blackberry.

KeyPass es una archivo .exe individual y portable. La base de datos puede codificarse con una contraseña maestra o con un archivo clave y, además, permite reducir el acceso a la base de datos a un único usuario de Windows, una función que resulta muy práctica si son varias las personas que usan un mismo ordenador.

A diferencia de 1Password y LastPass, KeePass no es una extensión para el navegador, por lo que no sirve para introducir de forma automática las contraseñas en él. Para realizar este proceso la herramienta ofrece la opción de copiar las contraseñas en el portapapeles o introducirlas directamente en el formulario con una combinación de teclas concreta. Con todo y gracias al código abierto, entretanto se han desarrollado algunas extensiones no oficiales de KeePass para el navegador que lo conectan directamente con la herramienta. De esta forma sí es posible completar la información de forma automática en el navegador.

KeePass dispone además de un generador de contraseñas capaz de crear claves largas y complejas con una combinación aleatoria de caracteres que a continuación se almacenan y pueden empezar a utilizarse. KeePass se encargará de recordar entonces las claves. El cifrado de los datos tiene lugar a través de algoritmos conocidos como AES y Twofish, ambos considerados seguros.

Ventajas Inconvenientes
Gratuita, de código abierto No posee extensión para el navegador
Almacena los datos de forma local Se necesita un periodo de familiarización
Disponible en más de 40 idiomas. Ofrece puertos para otras plataformas Diseño anticuado
Algoritmos de cifrado de calidad Solo para usuarios individuales, no dispone de opción para trabajar en equipo

Dashlane

Dashlane se parece mucho a LastPass y 1Password no solo en lo que a diseño se refiere, sino también en sus funciones, pero combina la aplicación con una extensión para el navegador. Incluye tutoriales realmente útiles para aquellos que tienen su primer contacto con la herramienta, pues presentan el programa y la extensión al usuario. Con Dashlane no solo es posible almacenar contraseñas, sino también perfiles, documentos y notas, por lo que el programa puede considerarse como una base de datos segura para guardar toda la información sensible del usuario.

El gestor de contraseñas pone a disposición de los usuarios una función única conocida como “Password Changer” con la que es posible cambiar las contraseñas almacenadas automáticamente. No obstante, no puede utilizarse en todas las páginas web, lo que reduce en gran medida su funcionalidad. Lo que está claro es que en el momento en el que esta función pueda aplicarse a cualquier web, Dashlane va a resultar mucho más atractivo para muchos usuarios.

Con Dashlane es posible, además, compartir las contraseñas con terceros y establecer contactos para casos de emergencia. Así los datos almacenados estarán siempre accesibles, aunque el usuario no pueda llegar a ellos por algún motivo o el dispositivo esté defectuoso. Si el software y la extensión están en funcionamiento, Dashlane puede guardar las contraseñas de forma automática y, al igual que en LastPass, los usuarios no tienen que acceder directamente al programa una vez este ha sido configurado.

Para una mayor protección, además de un algoritmo de cifrado seguro se dispone del Security Dashboard, encargado de detectar riesgos en la seguridad, tal es el caso de las contraseñas poco elaboradas. En caso de duda, también avisa de brechas de seguridad en las páginas usadas.

La versión gratuita de Dashlane solo se puede usar en un dispositivo y se presenta como una alternativa excelente a 1Password para aquellos usuarios que buscan un gestor de contraseñas solo para su dispositivo principal. Por unos 40 euros anuales se obtiene la versión Premium, con la que es posible utilizar más de un dispositivo así como sincronizar el programa en todos ellos. Además, permite realizar copias de seguridad Premium y ofrece al usuario un servicio al cliente privilegiado. También Dashlane ofrece una versión para empresas, que garantiza más seguridad y mejor soporte, y presenta un abanico más amplio de funciones de administración. El coste es de en torno a 4 euros por mes y usuario.

Ventajas Inconvenientes
Versión gratuita muy completa para usuarios individuales Instala una app de escritorio y una extensión web, es decir, requiere muchos recursos
La función “Password Changer” podría convertir a Dashlane en uno de los gestores de contraseñas más punteros La aplicación de escritorio muestra en ocasiones problemas de rendimiento
Estándar de seguridad alto, cifrado de calidad A veces reacciona con lentitud a las actualizaciones de la web
Diseño atractivo e intuitivo Al navegar, las ventanas emergentes pueden resultar molestas

RoboForm

El gestor de contraseñas Roboform, dado a conocer en 1999, es muy similar a los modelos de la competencia y apenas se diferencia en cuanto a funciones o diseño. Es por esto que la opción gratuita de la herramienta se presenta como una buena alternativa a 1Password para usuarios individuales. Al igual que la líder de mercado, este programa almacena las contraseñas y la clave maestra en la nube, pero no permite trabajar con ellas solo de forma local. No obstante, RoboForm suma puntos al ser compatible con aplicaciones que no están basadas en el navegador. Además, el software funciona tanto con una aplicación de escritorio como a través de extensiones en el navegador.

Con todo, la versión 8 de RoboForm ofrece prácticamente todo lo que se puede esperar de un gestor de contraseñas moderno y potente. El programa almacena todas las contraseñas si así se establece y se encarga de subirlas de forma automática en los formularios online, si también es deseo del usuario. Los atajos de teclado, a los que se puede acceder a través del menú despegable, resultan muy prácticos. Al clicar sobre uno de ellos se dirige al usuario directamente a la web en cuestión, registrándolo de forma automática con los datos de acceso almacenados.

RoboForm dispone también de un generador de contraseñas de calidad capaz de crear claves complejas y de almacenarlas, para que así el usuario pueda olvidarse completamente de ellas. Las contraseñas pueden guardarse en diferentes carpetas, función muy práctica para mejorar la organización, y su encriptación tiene lugar gracias a los conocidos algoritmos PBKDF2 y SHA256, considerados seguros. Además, con la función “Security Center” se puede comprobar la seguridad de las diferentes claves. Especialmente destacable es la integración de una función de importación y exportación que facilita la migración de la información de otro gestor de contraseñas a RoboForm. Para ello se crean archivos CSV genéricos.

RoboForm está disponible para Windows, macOS, iOS y Android. Para poder usar una misma cuenta en diferentes dispositivos es necesario adquirir la versión “Everywhere”, que suele tener un costo anual de entre 15 y 20 euros en función de la duración del contrato. Esta versión dispone de una autentificación en dos pasos para una mayor protección y ofrece, asimismo, copias de seguridad de contraseñas que se almacenan en la nube. También se pueden definir permisos de acceso para situaciones de emergencia. Roboform ofrece además una versión Business para empresas, la cual da la opción de añadir a miembros de equipo, proporciona una protección mayor y contiene numerosas herramientas de administración. El precio, sin embargo, debe negociarse con el proveedor.

Ventajas Inconvenientes
Gestor de contraseñas sólido para usuarios individuales Carece de una función para distinguir contraseñas dobles
Función de autocompletado rápida y potente Trabajo en equipo disponible solo en la variante Business
La sincronización de dispositivos funciona eficientemente en las versiones de pago. Dispone de una interfaz compleja poco intuitiva
Estable y seguro La autenticación en dos pasos solo está disponible en las versiones de pago.

Tabla resumen: alternativas a 1Password

Software

Modelo de precios

Sistema operativo

Funciones especiales

Adecuado para

LastPass

Gratuito, Premium (2 euros al mes), Families (4 euros al mes), Business (a negociar)

Navegador (Firefox, Chrome, Edge, Safari, Opera), iOS, Android

Security Challenge, caja fuerte, almacenamiento de los datos sensibles de las cuentas bancarias

Usuarios individuales, equipos, empresas

KeePass

Gratuito

Windows; puertos no oficiales disponibles para iOS, macOS, Android, Linux, Blackberry; navegadores(Firefox, Chrome, Edge, Safari, Opera)

Código abierto, almacenamiento local de los datos

Usuarios individuales

Dashlane

Gratuito, Premium (40 euros al año), Business (4 euros por mes y usuario)

 

Navegadores (Firefox, Chrome, Edge, Safari, Opera), Windows, iOS, macOS, Android

Password Changer

Usuarios individuales, equipos, empresas

RoboForm

Gratuito, Everywhere (entre 15 y 20 euros al año), Business (a negociar)

Navegadores (Firefox, Chrome, Edge, Safari, Opera), Windows, iOS, macOS, Android

Compatibles con programas no basados en navegadores

Usuarios individuales, equipos, empresas