EXIF: visualizar y guardar los metadatos de las imágenes

El proceso habitual de edición y archivo de imágenes solo requiere detalles como la resolución, el formato del archivo, las dimensiones en píxeles o el espacio cromático. Sin embargo, si necesitas información concreta de las imágenes, no deseas compartir todos los metadatos por motivos de privacidad o deseas ordenar las fotos por fecha, exposición o modelo de cámara, deberás conocer lo que son los datos EXIF. Esta información contiene casi todo lo que hay que saber sobre la cámara, los parámetros de captura y, en ocasiones, incluso el lugar donde se tomó la instantánea.

¿Qué son los datos EXIF?

Antes de que apareciese la fotografía digital, los fotógrafos profesionales escribían a mano los datos de sus imágenes para evitar errores de captura o bien para definir los parámetros adecuados. Hoy en día, las notas escritas a mano resultan superfluas, ya que las cámaras y smartphones casi siempre almacenan las imágenes directamente en el formato JPG y añaden los metadatos EXIF automáticamente.

EXIF son las siglas de Exchangeable Image File Format (formato de archivo de imagen intercambiable). La tecnología que se esconde bajo este nombre fue desarrollada en 1995 por la Japanese Electronic Industries Development Association (JEIDA) como formato estándar para JPEG y TIFF. El bloque de datos EXIF contiene información sobre las características técnicas de la imagen y precede a los datos de los gráficos en un encabezado. Desde 2010, está disponible la versión 2.3 del estándar EXIF.

¿Qué información contienen los datos EXIF?

El bloque EXIF contiene todos los detalles de las especificaciones técnicas y los parámetros de captura de las imágenes almacenadas. Esa característica diferencia a EXIF del estándar de metadatos IPTC, que no almacena automáticamente la información general y solo incluye datos sobre el contenido de la imagen.

En el bloque EXIF se almacenan los siguientes datos de imagen:

  • Resolución
  • Tipo de archivo
  • Velocidad del obturador/tiempo de exposición/ISO
  • Rotación de imagen
  • Fecha/hora
  • Balance de blanco
  • Miniatura
  • Distancia focal
  • Flash
  • Objetivo
  • Tipo de archivo
  • Tipo de cámara
  • Software utilizado
  • Tiempo de grabación y, si es necesario, etiquetado GPS

Ejemplos de datos EXIF

Los datos EXIF se muestran en forma de etiquetas. Las etiquetas constan de un parámetro (como la longitud focal y el brillo) y del valor preciso de la imagen en cuestión.

Dimensiones 4000 x 2667
Ancho 4000 píxeles
Alto 2667 píxeles
Resolución horizontal 300 dpi
Resolución vertical 300 dpi
Fabricante de la cámara Canon Inc.
Modelo de la cámara Canon EO S7000
Tiempo de exposición 2 segundos

Actualmente, es posible guardar y depositar más de 100 datos técnicos sobre una imagen mediante el estándar EXIF. El nivel de detalle de la información EXIF dependerá, entre otras cosas, de la cámara o del smartphone que utilicemos. Los dispositivos modernos incluyen un receptor GPS que les permite, por ejemplo, almacenar etiquetas de geolocalización, es decir, datos sobre el lugar donde se tomó la imagen.

Leer y mostrar datos EXIF

Los datos EXIF se pueden ver con la mayoría de programas de visualización y procesamiento de imágenes. Lo importante es tener las fotografías en formato JPEG o TIFF. Las imágenes RAW (es decir, imágenes sin comprimir) no son compatibles con el estándar EXIF.

Hay distintas formas de leer los metadatos. Existen herramientas gratuitas específicas para metadatos, aunque también se pueden leer desde un navegador de Internet o desde programas de fotos preinstalados.

Herramientas EXIF gratuitas

Existe una amplia selección de aplicaciones gratuitas que permiten leer y modificar todos los metadatos. Por ejemplo, deberás procesar los datos EXIF a posteriori si quieres ordenar y archivar las imágenes por fecha, pero la información sobre la fecha y la hora no es correcta (por ejemplo, por cambios de zona horaria cuando se viaja o debido a una configuración incorrecta en el PC).

También podemos leer los datos EXIF si necesitamos información sobre derechos de autor. Los datos EXIF son muy relevantes para las empresas de publicidad y diseño, así como para los fotógrafos. Es probable que a un fotógrafo le interese dejar constancia de su información por motivos de copyright o, por el contrario, ocultar ciertos detalles sobre la captura de la imagen para no desvelar sus métodos. Asimismo, es posible que una empresa quiera saber quién es el autor de una imagen protegida por derechos de autor si no encuentra esta información por otros medios.

Las siguientes herramientas se pueden descargar de forma gratuita y permiten la completa lectura y modificación de los metadatos:

  • ExifPro
  • AnalogExif
  • ExifTool
  • ExifPilot
  • Exifer
  • ExifViewer

Mostrar EXIF con el navegador

Incluso con los navegadores de Internet Google Chrome y Firefox se pueden visualizar datos EXIF fácilmente. Para ello, solamente necesitas el complemento gratuito Exif Viewer. La extensión se puede encontrar en el buscador de la tienda del navegador y se añade con un simple clic en la pestaña “Añadir”.

Después de instalarlo, podrás leer metadatos EXIF de las imágenes web. Haz clic sobre la imagen y accede a los detalles con el botón derecho del ratón. Sin embargo, no todas las imágenes en línea tienen a disposición los datos EXIF.

EXIF con el botón derecho del ratón

La forma más rápida de visualizar los datos EXIF es, simplemente, pinchar con el botón derecho del ratón sobre la imagen que hayas buscado. Ten en cuenta que de este modo obtendrás solamente algunos metadatos básicos (como la fecha, la hora, el tipo de archivo y el nombre). Para obtener los datos completos necesitarás, en cualquier caso, una herramienta de fotos o un programa especial EXIF.

EXIF y la seguridad de los datos

La cantidad de información que nos puede desvelar una simple fotografía hecha con un móvil o una cámara es algo de lo que no todo el mundo es consciente. Cuando compartimos imágenes en redes sociales o en portales de búsqueda de empleo, estas muestran más detalles en los metadatos de lo que nos gustaría. Sin embargo, la privacidad es un tema importante y un problema relacionado con los datos EXIF.

Por ejemplo, hasta el año 2016 se intentaron eliminar la máxima cantidad de metadatos posibles de las fotografías de Facebook en Alemania. Por un lado, para evitar que los códigos maliciosos ejecutables que pueden esconderse en los metadatos se colaran en los dispositivos de los usuarios y, por el otro, para proteger los datos privados.

Desde 2016, Facebook está obligado por sentencia judicial a dejar intactos los metadatos de las fotos que suben los usuarios con el fin de comprobar la autenticidad de las imágenes. Como la mayoría de los smartphones y ahora también las cámaras están equipados con funciones GPS, y algunas imágenes incluyen geoetiquetas (datos sobre la ubicación) y direcciones IP, deberías valorar si quieres que se publiquen todos esos metadatos en la web.

Si no quieres que los detalles de tus fotos se almacenen en los datos EXIF, te recomendamos que elimines la información de las imágenes mediante las herramientas EXIF que te hemos presentado.

EXIF y la pérdida de datos

Otro problema potencial es la pérdida de metadatos después de modificar y guardar una imagen JPEG con un software de edición de imágenes. En ese caso, los datos EXIF no se conservan si se dan determinadas circunstancias, sino que se borran durante la compresión de datos automática. Esto puede ser molesto para algunos usuarios cuando, por ejemplo, queremos ordenar las fotos por fecha, modelo de cámara o parámetros de captura específicos.

Si lo que quieres es conservar los datos EXIF, deberás prestar mucha atención y guardarlas siempre en formato JPEG o TIFF. Con Adobe Photoshop es necesario utilizar la función “Guardar como”, porque, de lo contrario, el archivo se guardará sin datos EXIF. Pero ve con cuidado, porque si utilizas la función “Guardar para web y dispositivos” perderás los datos EXIF. Por eso, te recomendamos que utilices siempre que puedas la función “Guardar como”.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .mx un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde $0/año
después $700/año