Consejos para mejorar tu perfil en LinkedIn

Internet representa un escenario en el que presentarse a los demás, también profesionalmente. Con más de cien millones de usuarios activos, LinkedIn pertenece al grupo de las redes sociales de negocios más importantes. En su búsqueda de empleo y contactos, cada vez son más las personas que confían en la red, y los encargados de personal la utilizan para encontrar a candidatos interesantes y entrar en contacto directo con ellos. Por tanto, cuanto mejor se gestione el perfil en LinkedIn, más elevada es la oportunidad de que llame la atención de los responsables de selección de personal. Si contactas directamente con las empresas, tu perfil debería dar una impresión competente. El esfuerzo merece la pena. Descubre a continuación los mejores consejos para mejorar tu perfil en LinkedIn.

¿Cómo puedes mejorar tu perfil de LinkedIn?

Pulsando en el símbolo del lápiz a la derecha de tu “Tarjeta de presentación” se abre el menú “Editar presentación”, donde puedes introducir datos personales como el nombre y los apellidos, tu posición actual o tus datos de contacto. Si clicas en el lápiz a la derecha de “Información de contacto”, se abre un nuevo menú (“Editar información de contacto”) donde puedes indicar el nombre de tu página web y tu información de contacto (dirección, número de teléfono). Arriba a la izquierda encuentras el enlace a tu perfil público con el cual puedes comprobar cómo se muestra tu perfil a los demás usuarios, pudiendo así editar tu URL, tu contenido y tus ajustes de visibilidad de la forma más adecuada.

Crear un perfil profesional en LinkedIn: los básicos

Un perfil completo que incluye todos los datos importantes da buena impresión y sienta las bases de un uso inteligente de la red. ¿Qué ha de tener un buen perfil de LinkedIn?

Una foto profesional

Los perfiles que incluyen una foto del usuario obtienen muchas más visitas que los que no tienen y las solicitudes de contacto de usuarios con una foto de perfil también se confirman más a menudo. Tu foto debería ser adecuada para tu sector profesional y transmitir una imagen de seriedad. Hay muchos usuarios que recurren a las fotos de estudio, aunque no debería parecer demasiado seria. Como siempre, una sonrisa no puede hacer daño.

Titular profesional

Aquí, junto al nombre de tu posición actual, también se indican aptitudes y cualificaciones relevantes para el sector. Esta sección es la que aparece en los resultados de Google y puede animar a un encargado de selección a hacer clic en tu perfil. Es importante ser auténtico y honesto.

Extracto

En esta sección tienes la oportunidad de redactar un texto breve sobre ti que aparece justo debajo de titular profesional. Es muy positivo utilizar frases cortas que destaquen la información más importante de una forma atractiva.

Contenido multimedia

Aquí tienes la posibilidad de subir ciertos documentos a tu perfil, lo que puede ser útil si tienes muestras de trabajos. Esta función no está pensada para compartir fotos privadas, sino para subir archivos que fundamentan las aptitudes profesionales incluidas en el curriculum vitae.

Enlaces

Aquí puedes enlazar a tu propia página web o a un proyecto online en el que has participado. En función del sector (artistas, fotógrafos, etc.) puede ser recomendable enlazar a un perfil en Instagram o a una cuenta en Twitter. Como en los demás casos, conviene enlazar solamente a contenido relevante para tu perfil profesional.

Formación y experiencia

La sección “Trayectoria profesional y académica” es la misma en el curriculum vitae. Indicando las estaciones profesionales de tu carrera y las instituciones donde has estudiado aumentas tu solvencia y permites a un posible visitante hacerse una idea de tu perfil profesional (por ejemplo, si indicas la universidad en la que has estudiado). No es habitual describir detalladamente cada posición, pero al indicar la formación sí es aconsejable destacar ciertos puntos fuertes, como la especialización académica o el tema del trabajo de final de carrera.

Nota

Tu perfil de LinkedIn puede exportarse como curriculum vitae en formato PDF sin problemas para presentarlo a una oferta de trabajo. Haz clic en el botón “Más” en tu perfil y selecciona “Guardar como PDF”. Con todo, un currículum personalizado dejará una impresión mucho más positiva y duradera.

Aptitudes

LinkedIn permite destacar tres aptitudes, que deberían ser las más relevantes para un hipotético seleccionador de personal y las que mejor te representan. Si no tienes claro cuáles acentuar, echa un vistazo a los perfiles habituales en tu sector. Aparte de estas tres, la plataforma no limita el número de aptitudes que pueden indicarse, aunque estas solo se verán si se abre la pestaña. Para mantener la credibilidad del perfil, conviene no exagerar en esta sección.

Logros

Esta sección comprende todas aquellas cosas que te distinguen. Se trata aquí de acabar de redondear el perfil con tanta información relevante como sea posible. Para mejorar tu perfil, LinkedIn ofrece estas categorías:

  • Publicaciones: los autores y redactores pueden incluir aquí sus referencias.
     
  • Certificaciones: si se dispone de un certificado importante, este es el lugar donde indicarlo. Junto al nombre, puede indicarse también la autoridad que lo ha emitido y el número de licencia, lo que aumenta la credibilidad de la información.
     
  • Patentes: aquí puede indicarse si se posee una patente. Se necesitan tres datos: el nombre, la oficina de patentes donde se registró y el número de solicitud o de patente.
     
  • Cursos: puedes indicar qué formaciones estás realizando o has absuelto y vincularlas a alguna posición de tu trayectoria profesional o a alguna institución académica en tu historia.
     
  • Proyecto: es el lugar donde describir los proyectos en los que se ha trabajado y que pueden justificar tu experiencia. También puede conectarse con tu cargo o formación actual.
     
  • Premios y reconocimientos: si has recibido un premio es el lugar de indicarlo.
     
  • Calificaciones de pruebas: si has pasado pruebas importantes con buena nota, no olvides incluirlas aquí. El tema del trabajo de final de carrera suele describirse al indicar la formación.
     
  • Idiomas: los conocimientos de idiomas son una información muy relevante en el mundo laboral moderno que no pueden obviarse, aunque tampoco sobrestimarse. Un error muy común consiste en calificar como “Competencia bilingüe o nativa” lo que en la mayoría de los casos se calificaría de “Competencia profesional”.
     
  • Empresas: quizás eres miembro de una organización importante para ti. Entonces deberías indicarlo aquí para que quien busque esa organización te encuentre en los resultados.

Intereses

Aquí aparecen los enlaces a las páginas que sigues en la plataforma: empresas, instituciones académicas, grupos de interés y asociaciones. Es conveniente seguir solo a aquellas páginas que te representen de alguna forma y guarden relación sobre todo con tu trayectoria o tus intereses profesionales. Si bien nada impide que sigas grupos sobre aficiones privadas, es importante no perder de vista cómo los van a interpretar los encargados de reclutar personal. Un grupo con ciertas connotaciones políticas podría interpretarse de forma controvertida, por ejemplo. En última instancia, lo importante es que con tu perfil transmitas una imagen profesional.

El perfil perfecto de LinkedIn: consíguelo con estos consejos

En LinkedIn, si un perfil da una impresión profesional puede abrir muchas puertas. Además de ofrecer un buen resumen de tu trayectoria profesional, tus aptitudes y tus logros, con él puedes conectarte con personas a las que quizá no enviarías una solicitud de contacto en Facebook, esto es, a colegas, superiores y responsables de tomar las decisiones en tu ámbito profesional. En las peticiones de contacto en LinkedIn, ambas partes se benefician de una expansión de su red de contactos, que no deja de ser la mejor forma de aprovechar las oportunidades que brinda la plataforma.

Esto sucede cuando el perfil convence a quien te visita de que tienes algo interesante que aportar a su red de contactos. El perfil es el corazón de la plataforma y debería mostrarse de la mejor forma sin diferenciar entre colegas, empleos potenciales o contactos en el sector. Sigue nuestros consejos para sacar todo el provecho a LinkedIn.

Consejo

Echa un vistazo al uso que hacen las empresas de LinkedIn para entender cómo se le saca todo el partido a la red. Si quieres llamar la atención de las compañías en la plataforma, ver lo que hacen “los demás” no está de más.

Editar el URL de tu perfil público

Cuando se crea un perfil en LinkedIn, la plataforma genera un URL automático llamado vanity URL o vanity link, una dirección corta, fácil de recordar y personalizable que añade competencia a tu perfil.

Para editarlo, abre tu perfil público y allí haz clic en “Editar URL”. Decántate por un enlace breve y conciso y que te identifique a primera vista.

Crear una insignia de perfil público

¿Te gustaría facilitar que cualquier usuario se ponga en contacto contigo? El botón de LinkedIn “Ver perfil” puede insertarse sin problemas prácticamente en todas partes, como en la firma de correo electrónico o en un blog. Estos botones reciben aquí el nombre de “Insignias de perfil público” y están disponibles en diversos diseños. Para implementarlo también has de abrir tu perfil público.

Consejo

¿Cómo tejer una red de contactos? Para comenzar, es buena idea relacionarse con contactos conocidos como compañeros de trabajo y de estudios y amigos. En la función “Personas que quizá conozcas” se te mostrarán perfiles afines con los que podrías conectar. Para conectar con miembros de tu propio sector profesional se recomienda ingresar en grupos relevantes en este sentido y compartir las publicaciones en “Pulse”, el canal de noticias de LinkedIn.

Enlazar páginas web

En tu perfil de usuario puedes añadir un enlace a tu proyecto web, cuyo texto ancla puede personalizarse. Para hacerlo has de abrir el punto “Información de contacto” en el cuadro “Editar presentación” y añadir tantos sitios como sea necesario, señalando una categoría para cada uno de ellos: personal, profesional, blog, RSS-Feed o cartera (porfolio).

Optimizar el perfil para los buscadores (SEO)

La optimización para los buscadores es un territorio muy amplio que también comprende a las redes sociales y los perfiles, donde se incluye el de LinkedIn. Esto implica incluir en él las palabras clave por las que podría clasificarse en el buscador. Si un usuario busca en Google con esas palabras o con esos temas, puede que dé con tu perfil. Conviene utilizar solo palabras clave realmente relevantes para tu profesión. También se requiere poner cuidado en la creación del titular profesional, porque es el que aparece en los resultados de Google.

Añadir muestras de trabajos

Una forma en auge de reclutar empleados es la búsqueda directa. Así, muchas empresas buscan activamente al empleado perfecto en las redes de negocios, razón de más para mejorar tu perfil de LinkedIn colgando algunos archivos de vídeo, imagen o texto o enlazarlos si, por ejemplo, los alojas en tu propia página web. Con ellas los clientes potenciales también pueden hacerse una idea de tu trabajo. Otra opción es añadir en tu experiencia laboral archivos multimedia sobre las diferentes estaciones de tu trayectoria y mostrarlos en el perfil.

Sacarle provecho al “Extracto”

El campo “Extracto” contiene un texto breve que aparece justo debajo de tu información personal. Muchos usuarios subestiman su importancia pese a que forma parte de la primera información que se lee cuando se abre el perfil. En este pequeño cuadro tienes la oportunidad de hablar de ti de una forma más libre. Puede utilizarse como una especie de preámbulo que pretende dar una primera impresión del candidato.

Piensa bien qué es lo que deberían saber de ti los responsables de seleccionar personal para proporcionarles una imagen auténtica y convincente de tu persona y formula el resumen de la forma más compacta posible, procurando la densidad justa de palabras clave. Utiliza términos típicos del sector y aquellos que te posicionan como experto. Si bien la originalidad está bien vista, no se ha de perder el tono profesional del perfil.

Mejorar tu perfil en LinkedIn paulatinamente

Haber creado un perfil con el que estás satisfecho no es el final del camino. Al contrario, debes ocuparte de actualizarlo regularmente. Si obtienes calificaciones, conocimientos, aptitudes, etc., se han de añadir al currículo. Muchos usuarios se ocupan de su perfil solo cuando están buscando activamente empleo, pero si se hace este trabajo progresivamente, se está mejor preparado cuando llegue el momento de enfrentarse al mercado de trabajo.

Naturalmente, no solo es importante cuidar de que el perfil esté actualizado, sino también de ampliar la red de contactos y de mostrarse activo en la plataforma compartiendo y comentando contenido. Esto hace que te ganes la atención de usuarios que podrían ser relevantes en el futuro.

Qué evitar en el perfil de LinkedIn

LinkedIn ofrece múltiples posibilidades para personalizar los perfiles, pero como red profesional su objetivo es conectar personas en el ámbito de los negocios. Por eso, no deberías utilizar a la plataforma como si fuera una red social más. Aquí valen unas reglas más estrictas y se espera mantener una cierta etiqueta. Considera a LinkedIn como un club exclusivo en el que has de dejarte ver con tu mejor traje.

Esto es lo que deberías evitar en tu perfil:

Contenido no profesional

¿Necesitas colgar un vídeo o una foto que te han parecido graciosos? ¿Has leído recientemente una publicación interesante ajena al mundo del trabajo? LinkedIn no es la plataforma adecuada para el tipo de contenido que sí se comparte en Facebook o Twitter. Por lo general, en LinkedIn se tiene una lista de contactos diferente que incluye a compañeros de trabajo, superiores y otros contactos del mundo de los negocios y estas personas se interesan por ti primordialmente como contacto profesional. Por eso, antes de publicar contenido en LinkedIn, piensa bien si mejorará o perjudicará tu imagen.

El perfil no es un campo de pruebas

LinkedIn es como un evento con código de vestuario en el que todos los invitados se comportan según una determinada etiqueta. Y si es cierto que puede valorarse muy bien tener una imagen original e interesante, esto no significa mostrarse en ropa de playa. Tu titular profesional debería mostrarte como candidato en potencia, no en tu faceta más personal, puesto que lo que buscan los reclutadores es información sobre tu perfil profesional. Porque, al fin y al cabo, se trata de esto: el perfil debe contener de forma compacta y atractiva las cualificaciones y aptitudes más importantes. Si pretendes llamar la atención con otros aspectos, pones en juego tu credibilidad.

Consejo

No pierdas nunca de vista las diferencias de Facebook, Instagram o Twitter con LinkedIn. En esta última presentas una imagen ideal de ti mismo, mientras que en las redes sociales te muestras en tu entorno íntimo. Como en la vida real, siempre es una buena idea separar lo privado de lo profesional.

Evita la información poco precisa

Procura plasmar de la forma más exacta posible quién eres, dónde has trabajado o trabajas y qué ofreces. Los estudiantes hacen bien en no solo definirse como estudiantes, sino en indicar su especialización, el nombre del oficio debería describir de modo preciso el cargo y no indicar solo “marketing” sino detallar que se trabaja como “Director de marketing de contenidos”. Los responsables de reclutar personal prestan atención a esta información y probablemente buscan con estos términos exactos.

Por favor, ten en cuenta el aviso legal relativo a este artículo.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .mx un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde $0/año
después $700/año