El gobierno corporativo: fundamentos de la gestión de empresas

El gobierno corporativo es un concepto central de la gestión empresarial que comprende un gran número de reglamentos y requisitos legales con los que se guía una empresa para operar con éxito y de conformidad con la legislación en el mercado.

A continuación, te dibujamos una visión general de los principios y objetivos asociados con el gobierno corporativo y te mostramos cómo se reflejan los principios en la práctica corporativa y qué regulaciones legales se aplican en España y a nivel internacional.

¿Qué es el gobierno corporativo?

El término “gobierno corporativo” se refiere al conjunto de reglas, leyes y procedimientos que determinan y controlan las acciones de las empresas. El marco jurídico y fáctico del gobierno corporativo incluye no solo el reglamento interno de una empresa (por ejemplo, la constitución de una sociedad), sino también los requisitos relativos a las relaciones de la empresa con el mercado de capitales. Por lo tanto, el gobierno corporativo en una empresa está determinado tanto por la dirección corporativa, como por la legislación.

Nota

Gobierno corporativo proviene del inglés “corporate governance”. Se le puede también llamar “fundamentos de la gestión corporativaˮ. A menudo se traduce también como “gestión corporativaˮ, pero esta traducción se queda corta, ya que el término no se refiere simplemente a la gestión, sino a una gestión y un control corporativos responsables.

El gobierno corporativo es particularmente relevante para las grandes empresas que cotizan en bolsa, porque sus estructuras sirven para coordinar los intereses de los accionistas y de la dirección y evitar conflictos entre las dos partes o dentro de los respectivos grupos. Sin embargo, la perspectiva de gobierno corporativo es cada vez más frecuente en otros tipos de empresas y negocios.

Los objetivos de las estructuras de gobierno corporativo difieren de una empresa a otra. Sin embargo, todas las estructuras tienen en común un marco para la gestión empresarial y contribuyen también a la estabilidad del mercado. Ambas cosas tienen un efecto positivo en el éxito empresarial y crean oportunidades económicas y más puestos de trabajo.

Objetivos principales del gobierno corporativo:

  • Control
  • Transparencia
  • Eficiencia
  • Gestión adecuada de los riesgos
  • Mejora de procesos
  • Igualdad de trato y protección de los diferentes intereses

Gobierno corporativo vs. cumplimiento

Los términos “gobierno corporativo” y “cumplimiento” (compliance) se utilizan a menudo en el mismo contexto y de forma intercambiable. Algunos textos incluso usan ambos términos como sinónimos. Ambos términos tratan sobre las normas y leyes que una empresa debe cumplir.

La diferencia entre los términos radica en su perspectiva. El gobierno corporativo prioriza las relaciones: su objetivo es crear transparencia y confianza entre los accionistas y la dirección y para los inversores y el mercado de capitales. Desde el punto de vista de la empresa, el cumplimiento se centra en las medidas necesarias para cumplir con las directivas necesarias para una gestión empresarial adecuada y exitosa.

A menudo, gobierno corporativo y cumplimiento se agrupan en el término “Governance, Risk and Compliance”.

Las estructuras de gobierno corporativo en la práctica

Para cumplir con todos los requisitos voluntarios y legales, las empresas deben establecer estructuras funcionales de buen gobierno corporativo. La forma de estas estructuras varía según el país en el que esté ubicada la empresa. Existen diferencias fundamentales entre los EE. UU. y la Europa continental.

En EE. UU. y Gran Bretaña, se considera una estrategia centrada en los accionistas. La cuestión principal aquí es la relación con los actores del mercado. Por lo tanto, el consejo administrativo (Board of Directors) está dominado por miembros no ejecutivos elegidos por los accionistas.

En Europa se prioriza a las partes interesadas, incluyendo así a todos los grupos implicados en la actividad empresarial. En este aspecto, desempeña un papel importante el consejo de supervisión, en el que los representantes de los trabajadores, así como los representantes de otras partes interesadas, como clientes o los proveedores, supervisan la gestión de la empresa.

Los procesos y organismos de control difieren según la estrategia adoptada. No obstante, al margen del sistema elegido, en la mayoría de los casos es necesario crear un departamento de gobierno corporativo, ya que asegurar el cumplimiento de los requisitos requiere un trabajo considerable.

Historia del gobierno corporativo

Los orígenes del gobierno corporativo se encuentran en el mundo anglosajón. Los primeros principios fueron publicados en la década de 1930, tras el desplome de la bolsa de 1929, por científicos estadounidenses, que encontraron una discrepancia entre los intereses de los accionistas y los intereses de la dirección.

Con la aparición de las corporaciones internacionales después de la Segunda Guerra Mundial, el concepto de gobierno corporativo se volvió cada vez más popular en los Estados Unidos y el número de publicaciones aumentó. A partir de los años setenta, las direcciones empresariales se comprometieron cada vez más con estos principios, incluso más allá de lo que exigía la ley.

Sin embargo, el término no alcanzó fama internacional hasta la década de 1990, cuando las empresas lo empleaban para informar sobre la aplicación práctica del buen gobierno corporativo.

En España, el concepto de gobierno corporativo solo cobró importancia a finales de los 90, con la creación de la Comisión Olivencia en 1998. Esta Comisión tiene su origen en los resultados de una investigación de 1995 por parte del Círculo de Empresarios, en la que se declaró lo siguiente: “se está produciendo un cúmulo de circunstancias de distinto alcance y naturaleza que indican la oportunidad de replantear la naturaleza y funcionamiento de los Consejos de Administración, tal y como está sucediendo en varias economías industriales importantes, como las del Reino Unido, Francia y EEUUˮ (sic). La Comisión Olivencia tenía el objetivo de redactar un informe sobre los Consejos de Administración de las compañías cotizadas españolas y elaborar un Código Ético de Buen Gobierno Corporativo. Posteriormente al Informe Olivencia se publicaron el Informe Aldama y el Código Conthe de buenas prácticas.

Situación legal del gobierno corporativo en España

En España existe el Código de buen gobierno, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, cuya última versión es de 2015. Este código tiene como objetivo asegurar el adecuado funcionamiento de los órganos de gobierno y administración de las empresas españolas para maximizar su competitividad, generar confianza y transparencia para los accionistas e inversores nacionales y extranjeros, mejorar el control interno y la responsabilidad corporativa de las empresas españolas, y asegurar la adecuada separación de funciones, deberes y responsabilidades en las empresas, desde una perspectiva de máxima profesionalidad y rigor.

El Código de Buen Gobierno Corporativo contiene tres grandes áreas temáticas:

  1. Aspectos generales
  2. Junta General de Accionistas
  3. Consejo de Administración

El Código de Buen Gobierno se revisa y actualiza periódicamente.

Otras disposiciones legales centrales que tratan sobre el tema del gobierno corporativo son la Ley de Sociedades de Capital, la Ley de Auditorías y la Ley 11/2018 sobre información no financiera y diversidad.

Además de las normas jurídicas nacionales, existen varios códigos y directivas internacionales. En la Unión Europea se aplican diversas directivas. El Derecho de sociedades europeo establece un código de buen gobierno corporativo para los bancos y las empresas de inversión.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Europeos (OCDE) también ha establecido normas sobre gobierno corporativo. Los principios de la OECD se publicaron en 1999 y se actualizaron por última vez en 2015. Los principios tienen el objetivo de fomentar la eficiencia económica, el crecimiento sostenible y la estabilidad financiera, así como el trato justo de los accionistas y las partes interesadas.

Favor de tener en cuenta el aviso legal relativo a este artículo.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .mx un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde $0/año
después $700/año