Modelo six sigma: cómo funciona y para qué sirve

Six sigma o seis sigma es un método desarrollado por Motorola en la década de 1980 que las empresas utilizan para mejorar los procesos y la calidad. Six sigma presenta una característica especial, que es su enfoque matemático: mediante indicadores clave de rendimiento, se mide el éxito de los procesos; sobre esta base, se establecen conexiones causales para mejorarlos y reducir las tasas de error, recurriendo a diferentes métodos.

En este artículo, te explicamos las leyes matemáticas en las que se basa la metodología six sigma, cómo se aplica en la práctica empresarial, cuáles son sus factores de éxito y de qué manera está relacionada con otros modelos empresariales bien conocidos, como la gestión lean.

¿Qué es six sigma?

El nombre del método ya deja entrever sus principios. En matemáticas, la letra griega “Sigma” (Σ σ ς) denota la desviación estándar de una distribución normal de Gauss; seis, en este contexto, es un valor muy conveniente.

En los procesos empresariales, no siempre se logra exactamente el resultado deseado, sino que, al igual que con la distribución normal de Gauss, se produce una variación. Esta variación o número de errores de un proceso se puede cuantificar como un nivel sigma. Cuanto menor sea la desviación, mejor será el rendimiento del proceso y mayor será el valor sigma obtenido.

Un nivel de seis, es decir, un six sigma con un valor cercano al cero, corresponde a la mejor tasa de error posible. En este caso, la probabilidad de que un producto sea defectuoso es del 0,00034 %. Para que te hagas una idea, en la mayoría de las empresas, el valor sigma figura entre tres y cuatro.

Definición

Six sigma (también conocido como seis sigma o 6 sigma) es un modelo de gestión de procesos y control de calidad que agrupa diversos métodos para ayudar a las empresas a mejorar sus productos y reducir los errores, ahorrándoles costes y aumentando los ingresos.

Ventajas de six sigma para las empresas

El principal objetivo de la metodología six sigma consiste en reducir la tasa de error. No obstante, las empresas que reestructuran su organización de acuerdo con los principios de este modelo suelen beneficiarse de otras ventajas ―a veces, de manera indirecta. Estas son las cinco ventajas más importantes que suelen relacionarse con six sigma:

  1. Sostenibilidad: el modelo favorece un éxito sostenible, ya que los procesos se estructuran claramente, proporcionando una base para corregir y mantener el rumbo adecuado frente a las condiciones cambiantes del mercado a largo plazo.
  2. Satisfacción del cliente: 6 sigma otorga una gran importancia a la perspectiva y las necesidades del cliente. Comprenderlas es fundamental para que la empresa establezca los objetivos adecuados y se asegure el éxito económico.
  3. Aumento del valor: implementar los principios de six sigma aumenta el valor de la empresa para el cliente. Utilizar indicadores medibles permite comprender sus deseos y necesidades de manera más específica.
  4. Cultura empresarial: cuando 6 sigma se incorpora adecuadamente en la organización, también se mejora la comunicación entre la dirección y los empleados, ya que todos ellos hablan el mismo idioma.
  5. Aprendizaje empresarial: la transmisión del conocimiento dentro de la organización tiene un papel muy importante en seis sigma. La idea de seguir aprendiendo durante toda la vida está anclada en el modelo y refleja los requisitos que las empresas tienen que cumplir hoy en día para poder afrontar la digitalización y la competencia global.

¿Cómo se aplica el modelo seis sigma a la práctica empresarial?

El método incluye un gran abanico de técnicas de gestión utilizadas para optimizar los procesos y el control de calidad. El conjunto de estas técnicas suele resumirse bajo el concepto Six Sigma Toolkit.

La herramienta más conocida e importante es el método de cinco fases, también denominado ciclo DMAIC:

Define(definir) En la primera fase, se identifica el proceso a mejorar y se documenta tanto el problema como el propio proceso. Después, se determinan los objetivos y el alcance del proyecto, es decir, qué debe formar parte del análisis y qué no.
Measure(medir) En la segunda fase, cada aspecto cualitativo que sea relevante para el resultado del proceso se examina con diferentes métodos para evaluar su rendimiento actual.
Analyze(analizar) En la tercera fase, se identifican los motivos y la cadena causal del problema.
Improve(mejorar) En la cuarta fase, se mejora el proceso con diferentes métodos ―algunos de ellos también aplicados fuera de 6 sigma.
Control(supervisar) En la quinta y última fase, el proceso modificado se supervisa mediante una evaluación estadística para garantizar una mejora sostenible.

El modelo de cinco fases DMAIC también se puede aplicar para desarrollar nuevos procesos. En este caso, la fase «Improve» (mejorar) se sustituye por la fase «Engineer» (desarrollar): en función de los resultados del análisis, se establece un nuevo flujo de trabajo.

Dentro de un proyecto de mejora six sigma, cada empleado asume una función distinta. Dado que uno de los principios básicos del modelo es que cada participante del proyecto tenga claras sus tareas, se han definido roles categorizados en jerarquías, relacionados con diferentes responsabilidades.

La denominación de estos roles se inspira en los famosos cinturones de las artes marciales: amarillo, verde, negro, maestro y campeón. Para cada uno de estos niveles, los gerentes y empleados pueden obtener una certificación oficial.

Yellow Belt: el cinturón amarillo es la certificación inicial y proporciona una visión general de los conceptos básicos de seis sigma. Los empleados que han obtenido este certificado dan soporte en los proyectos. La mayoría de ellos son especialistas de un departamento o gerentes que desean obtener otros certificados de nivel superior en el futuro.

Green Belt: aquellos que obtienen el certificado del cinturón verde tienen conocimientos profundos de la metodología six sigma y están capacitados para gestionar su propio ámbito de responsabilidad cuando se aplica el modelo a un proyecto.

Black Belt: los poseedores de un cinturón negro gestionan proyectos six sigma complejos y tienen una amplia experiencia técnica, así como un alto nivel de habilidades sociales que les permiten llevar a cabo procesos de cambio de gran magnitud. Suelen asumir mucha responsabilidad en el éxito del proyecto y también se encargan de motivar a los gerentes con cinturones de nivel inferior.

Master Black Belt: los certificados con el cinturón negro de nivel superior asumen responsabilidad en los procesos, en colaboración con la dirección, y se encargan de la alineación estratégica de 6 sigma dentro de la organización. Asimismo, se les confía la formación de empleados y la introducción de los estándares de six sigma en la empresa.

Champion: los integrantes de este nivel, también llamado Sponsor, forman parte de la dirección media o superior de la empresa y no están involucrados en la rutina diaria de los proyectos. Su función es seleccionarlos, iniciarlos y supervisarlos, así como apoyar a los participantes en todas sus fases de desarrollo.

Factores del éxito en la introducción de six sigma

El acierto o el fracaso a la hora de introducir la metodología six sigma en las empresas depende de muchos factores distintos. Los autores Antony y Banuelas han resumido las condiciones más importantes para implementar este modelo con éxito. Serían las siguientes, en orden descendente:

  1. Implicación de la dirección
  2. Conocimiento del modelo
  3. Relación con la estrategia empresarial
  4. Relación con el cliente
  5. Selección del proyecto
  6. Infraestructura organizacional
  7. Cambio en la cultura empresarial
  8. Conocimientos de gestión de proyectos de las partes implicadas
  9. Relación con los proveedores
  10. Formación de los participantes del proyecto en la metodología six sigma
  11. Relación con la planificación de personal

Six sigma y gestión lean

Si no estás muy familiarizado con el tema, tarde o temprano te acabarás preguntando qué diferencia hay entre six sigma y la gestión lean o si ambos modelos se pueden superponer o combinar en algunos aspectos. De hecho, se ha desarrollado la metodología lean six sigma, que enriquece seis sigma con elementos de la gestión lean.

Aunque, en su forma original ambos modelos son bastante distintos, los dos sirven para optimizar procesos empresariales y no son excluyentes, sino que pueden combinarse dependiendo de los requisitos de la empresa.

  Six sigma Gestión lean
Punto fuerte Eliminar errores, eficacia Evitar el derroche, eficiencia
Objetivo Grandes cambios, mejor solución Cambios incrementales, solución rápida
Implementación Orientada a proyectos Orientada a eventos
Directrices De la dirección De distintas partes implicadas
Principal indicador de éxito Ahorro de costes Ahorro de tiempo
Condiciones marco Varias condiciones marco bien definidas Pocas condiciones marco
Herramientas Numerosas herramientas, sencillas y complejas Pocas herramientas

Lean six sigma combina el enfoque en la rapidez, propio de la gestión lean, con la aspiración a la máxima calidad, característica de seis sigma. Desde la década de 2000, se imparten formaciones para directivos sobre esta metodología combinada. Los procesos se estructuran en las cinco fases DMAICsegún el modelo six sigma, procurando también evitar el despilfarro de recursos en todas las fases. Además, se integran más las técnicas del modelo lean, que se adaptan a cada caso de uso individual.

Historia y difusión de six sigma

Six sigma fue desarrollado por Motorola en los Estados Unidos en la década de 1980 para minimizar la tasa de error en la producción. Poco a poco, otros actores globales, como Kodak, ABB o IBM, asumieron también el método y siguieron desarrollándolo. El gran avance de 6 sigma se produjo en la década de 1990, después de que Jack Welch introdujera con mucho éxito el modelo en General Electrics en 1996.

Al principio, six sigma solo se utilizaba en la industria manufacturera. Actualmente, este enfoque también está muy extendido en el sector de servicios.

Alrededor del año 2000, las empresas comenzaron a combinar esta metodología con la gestión lean. Hoy en día, esta estrategia combinada recibe los nombres de lean sigma, six sigma + lean o lean six sigma.

Favor de tener en cuenta el aviso legal relativo a este artículo.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .mx un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde $0/año
después $700/año