La mejor empresa para trabajar: los empleados puntúan

¿Has reseñado alguna vez un hotel o una cafetería en una página web? Entonces has aprovechado la oportunidad de compartir tus experiencias con otros usuarios. Los portales de evaluaciones de empresas se basan en el mismo principio: un empleado puede compartir su opinión sobre su empresa con el público y así dar a los candidatos o a cualquier interesado una idea de lo que pueden esperar en la empresa. Para los empresarios, obtener una valoración negativa puede conllevar un gran riesgo, porque estos portales de evaluación contribuyen a la percepción pública de la empresa, que debe hacer todo lo posible para aparecer bajo una luz positiva. Ahora bien ¿qué valor tienen estas evaluaciones? Y ¿cuáles son los portales más conocidos?

¿Qué son los portales de calificación de empresas?

Los portales de evaluación sirven para dar a los candidatos e interesados una impresión de las empresas al margen de la imagen que venden de sí mismas, ya que las empresas se evalúan a partir de criterios como su forma de comportarse, el ambiente de trabajo, la camaradería o las oportunidades de crecer profesionalmente. La evaluación, exclusivamente anónima, se lleva a cabo otorgando puntos, estrellas o notas y puede complementarse con un comentario.

El modelo de negocio de estos portales de valoración se basa en las medidas de employer branding de las propias empresas que, a menudo, han de pagar si quieren mantener un perfil en la página con material audiovisual corporativo y publicar sus propias ofertas de empleo en la plataforma.

¿Qué importancia tienen los portales de evaluación para las empresas?

A nivel internacional, cada vez es más frecuente que los empleados evalúen su puesto de trabajo actual o alguno anterior. El crecimiento de plataformas donde puntuar a la mejor empresa para trabajar puede atribuirse sobre todo a la denominada war of talents, que otorga a ciertos profesionales el privilegio de estar muy solicitados en el mercado. De ahí que pueda entenderse que, antes de cambiar de empleo, un profesional quiera informarse bien sobre la compañía. Muchas empresas ya han reconocido el potencial de estas plataformas, porque las reseñas positivas y las recomendaciones valen oro para su propia imagen.

Las reseñas pueden ser positivas, neutras o negativas. Para el empresario, es decisivo gestionar bien esta información y mostrar una actitud abierta, demostrando que el feedback se toma en serio. En general, debería considerar las evaluaciones como un punto de partida para posibles mejoras, porque las evaluaciones muestran cuestiones concretas que preocupan a los empleados. Participar activamente también contribuye a transmitir una buena imagen.

Cómo aprovechar las ventajas de los portales de evaluación:

  • Buena gestión de la crítica negativa: interactúa con tu público objetivo respondiendo activamente a los comentarios. En última instancia, puedes beneficiarte de la evaluación y seguir desarrollándote como empresa.
  • Cómo te ves y cómo te ven: ¿se corresponde la presentación de tu empresa con las reseñas y evaluaciones de los empleados? Los puntos de vista deben ser lo más uniformes posible para transmitir una imagen auténtica de la marca.
  • Comunicar activamente los puntos fuertes: comunica de manera sólida lo que te distingue de otros empresarios. Muéstrate como promotor de empleo para reclutar a los empleados adecuados.
  • Crea tu propia página de empresa: casi todas las plataformas tienen la función de alojar una página de empresa, que puede incluir un retrato de la empresa, un enlace directo a su sitio web, fotos y anuncios de trabajo.
Consejo

A menudo, son los empleados insatisfechos los que más ganas tienen de utilizar estos portales. Una forma de aumentar el número de evaluaciones positivas es llamar la atención de tus empleados sobre la posibilidad de evaluarte como empresario y un buen momento para ello podría ser una charla con el empleado, el final del período de prueba o incluso la entrevista de trabajo.

¿Qué es importante para los empleados?

Evaluar a tu jefe puede representar tanto una oportunidad como un riesgo. Como empleado, es crucial prestar especial atención a la redacción porque, incluso si escribes de forma anónima, existe el riesgo de que se te identifique por ciertos detalles. Por otro lado, también es fácil caer en una falsificación subjetiva de las impresiones, puesto que, en el caso de una gran insatisfacción o ante la perspectiva de una prima, es fácil tender a exagerar en la valoración. Por eso, en el momento de escribir una reseña, hay que pensar primero en su beneficio para el lector: ¿tu contribución les ayuda a hacerse una idea realista de la empresa y el puesto de trabajo? Si es demasiado emocional, es posible que se desdeñe como poco fiable o injusta, ya que dificulta formarse una opinión propia.

Sea positiva o negativa, una opinión gana peso si es honesta y objetiva. Solo si está basada en hechos puede contribuir a mejorar las condiciones de trabajo y servir de orientación para los futuros candidatos. Y si estás satisfecho con la gerencia de tu puesto de trabajo, también vale la pena reseñarlo, porque una imagen positiva de la empresa asegura aplicaciones de mayor calidad y esto puede contribuir a largo plazo a mejorar el clima laboral y, en última instancia, el rendimiento de la empresa.

Hecho

Los empleados no tienen carta blanca para “contarlo todo”. Si los puntos enumerados corresponden a la verdad, en principio están cubiertos por la libertad de expresión. Sin embargo, no es así con el contenido falso u ofensivo, ni con secretos comerciales.

¿Se puede confiar en los portales de calificación de empresas?

Debido a que los más dados a evaluar a las empresas son los exempleados despechados, la cuestión sigue siendo la fiabilidad de las evaluaciones. Si un empleado se siente tratado injustamente, es fácil dejarse llevar por la frustración bajo la protección del anonimato. Otro peligro de la participación anónima es que sean las propias empresas las que financien las reseñas. Si a una empresa le va mal en los portales de calificación, la tentación de pulir su propia imagen con esta estrategia es muy grande. Utilizando los siguientes criterios de calidad, podrás distinguir entre evaluaciones serias y dudosas:

  • Número de valoraciones: cuanto más a menudo se puntúa a una empresa, mayor es la utilidad de las evaluaciones para el solicitante: ¿solo una persona se queja de la falta de aire acondicionado en las salas de trabajo o son varias?
  • Actualidad de las calificaciones: si la última calificación es de hace ya algún tiempo, el portal no está actualizado.
  • Número de criterios de evaluación: ¿se puede seleccionar solo “bueno” o “malo” o hay otras respuestas posibles? Y, por cada criterio, ¿cuántas preguntas se hacen? Cuanto más precisa y diferenciada sea la evaluación, más representativo será el resultado.
  • Función de búsqueda: ¿puedes buscar una empresa específica y filtrar los resultados por sector o región?
  • Datos de la empresa: ¿existe alguna información sobre la empresa, como el sector, la gama de productos y el tamaño? Idealmente, las ofertas de trabajo actuales pueden complementar esta información.
  • Facilidad de uso: ¿es la interfaz del portal fácil de usar, puede encontrarse la información relevante rápidamente y puede accederse a ella libremente o solo una vez completado el registro?
Nota

Un comentario poco veraz se puede reconocer fácilmente porque no contiene hechos y consiste principalmente en valoraciones subjetivas del tipo “Yo creo” o “Yo pienso”. Cuanto más concreta y específica sea una evaluación, más creíble será.

Dónde encontrar la mejor empresa para trabajar

Las empresas hacen bien en escanear de vez en cuando los portales más relevantes para conocer las últimas reseñas. En el área hispanohablante, los candidatos carecen aún de un portal de este tipo, si descartamos la distinción Great place to work, que certifica a las mejores empresas para trabajar en base a un proceso de selección que utiliza las encuestas anónimas a los empleados como método de obtención de información. Los resultados, sin embargo, se han de relativizar, puesto que algunas preguntas que serían muy relevantes para los empleados, como los salarios o los bonos, son consideradas de forma secundaria.

A la hora de evaluar empresas u obtener información y si cabe la opción de trabajar en otro país, los candidatos pueden informarse en páginas como las norteamericanas Glassdoor o Comparably.

Glassdoor

Nacida en 2007, Glassdoor ha ido ampliando desde entonces su mercado a nivel internacional (Australia y Nueva Zelanda, el Reino Unido, India o Canadá) y a Alemania, Suiza, Francia o Austria, entre otros, a nivel europeo, y se centra en proporcionar información sobre las empresas y evaluar factores como el alcance de los salarios o la calidad de las entrevistas de trabajo. Las evaluaciones contienen a veces preguntas realizadas en las entrevistas, por lo que los candidatos encuentran aquí una gran fuente de información para prepararse para este gran momento.

Comparably

Centrada en el mercado norteamericano, Comparably permite valorar las empresas en base a una amplia variedad de criterios que abarcan tanto aspectos cuantificables como las vacaciones o la diversidad étnica, como factores emocionales como la identificación con la misión de la empresa. Cada trimestre da a conocer las empresas distinguidas por la plataforma como “Best company culture” o “Best CEO”.

Otra fuente de información sobre las empresas es la representada por las redes sociales como LinkedIn, puesto que, aunque no se trate de una página de evaluación de empresas en primera instancia, sí es posible dar en ella con empleados de ciertas empresas y contactar con ellos. Es muy probable que la información recabada aquí sea veraz y honesta.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .mx un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde $0/año
después $700/año