Reenviar e-mails como archivos adjuntos

En algunos casos, es posible que tengas que reenviar un e-mail como un archivo adjunto, tal y como lo harías con un archivo de imagen. A diferencia de la función de reenvío integrado a tu programa de e-mail (con la opción reenviar), al adjuntar un e-mail como archivo separado podrás conservar los encabezados del e-mail original.

Nota

Es importante que cuando envíes e-mails al servicio de Atención al Cliente IONOS en formato EML o MSG para realizar verificaciones de e-mails falsificados (phishing)/spam comprimas todos los e-mails antes de enviarlos. 

Programas de e-mail: convertir el e-mail en un archivo adjunto

Thunderbird

  • Abre o selecciona el e-mail a reenviar.
  • En el menú, selecciona Mensaje > Reenviar como > Anexo. Se abrirá una nueva ventana con un e-mail.
  • Introduce el destinatario y, de ser necesario, cambia el asunto antes de enviar el e-mail.

Outlook 365 y 2010/2013/2016

  • Abre el e-mail a reenviar.
  • En la barra de herramientas, selecciona Respuesta > Más > Reenviar como archivo adjunto. Se abrirá una nueva ventana con un e-mail.
  • Introduce el destinatario y, de ser necesario, cambia el asunto antes de enviar el e-mail.

Apple Mail en macOS

  • Abre el e-mail a reenviar.
  • En la barra de menú, selecciona Correo electrónico > Reenviar como archivo adjunto. Se abrirá una nueva ventana con un e-mail.
  • Introduce el destinatario y, de ser necesario, cambia el asunto antes de enviar el e-mail.

Servicios web de e-mail: convertir el e-mail en un archivo adjunto

IONOS Webmail

  • Inicia sesión en el Webmail.
  • En la esquina superior derecha, haz clic en el ícono con tus iniciales o tu foto de perfil llamado Editar configuración. Se abrirá un menú contextual.
  • Selecciona Editar configuración en este menú.
  • Haz clic en Correo > Redactar > Reenviar e-mails como > Adjunto.

Por favor, ten en cuenta que este ajuste aplicará a todos los e-mails que envíes desde ahora, a menos que vuelvas a desactivar esta opción.

Google Mail (Gmail)

  • Inicia sesión en tu cuenta de Gmail.
  • Con el botón derecho del mouse, haz clic en el e-mail que deseas reenviar y selecciona Reenviar como archivo adjunto en el menú contextual. Se abrirá una nueva ventana con el e-mail.
  • Introduce el nuevo destinatario y, de ser necesario, cambia el asunto antes de enviar el e-mail.

Outlook web App

  • Inicia sesión en Outlook Web App.
  • Haz clic en Nuevo mensaje. Se abrirá una nueva ventana.
  • Arrastra el e-mail que deseas reenviar de la vista general de e-mails a la ventana de edición del nuevo e-mail. El e-mail se insertará automáticamente como un archivo adjunto.

Guardar y comprimir el e-mail localmente (zip)

Algunos programas y servicios web de e-mail no permiten que se reenvíen e-mails como archivos adjuntos o hacen que esta opción sea muy laboriosa. En estos casos es más sencillo que guardes el e-mail en tu computadora y envíes este archivo como un adjunto.

También es posible comprimir el e-mail guardado en un archivo ZIP:

Windows

  • Abre el Explorador de Windows (donde puedes acceder a todas tus carpetas y archivos) y navega hasta la carpeta donde guardaste el e-mail.
  • Haz clic en el archivo con el botón derecho del mouse. Se abrirá un menú contextual.
  • Selecciona Enviar a > Carpeta comprimida (en ZIP). Se creará una versión comprimida del archivo original con la extensión ZIP.

macOS

  • Abre el Finder y navega hasta la carpeta donde guardaste el e-mail.
  • Selecciona el archivo y en la barra de menú, haz clic en el símbolo de rueda dentada.
  • Haz clic en Comprimir *nombre del archivo* para comprimir el archivo. El *nombre del archivo*" corresponde al nombre que le diste al e-mail.