¿Cuáles son las reglas para las campañas de e-mail?

Reputación del remitente

La reputación del remitente es otro elemento que desempeña un papel crucial para el éxito de tus campañas, ya que le concede un puntaje a la parte técnica de tu compaña de e-mail con E-Mail-Marketing. Si tienes un puntaje bajo, tu remitente tendrá una mala reputación, por lo tanto, tus e-mails serán enviados con retraso o no se entregarán en absoluto. Los proveedores de servicios de Internet contemplan la reputación de los remitentes al momento de proteger los buzones de entrada de sus clientes de e-mails no deseados.

La reputación del remitente se compone de tres valores:

  • Reputación de la dirección IP: Se determina la calidad de un envío de e-mail basándose en la dirección IP de envío. Se evalúa el historial existente en base a criterios como la imposibilidad de entrega, la pertenencia a redes de bots maliciosos o envíos de spam en ocasiones repetidas.
  • Reputación del dominio: Funciona de manera similar a la reputación de la dirección IP, sin embargo, se evalúa el dominio de envío.
  • Reputación del contenido: Evalúa el contenido del e-mail y determina la fiabilidad del remitente. Algunos criterios que afectan la reputación del contenido de manera negativa son, por ejemplo, enlaces a sitios web fraudulentos o cuando se adjuntan virus a un e-mail. 

 

Límites establecidos en la herramienta E-mail Marketing

En un principio se establecen límites para los usuarios de la herramienta E-mail Marketing en base a la cantidad de e-mails máxima que se pueden enviar. Este límite es establecido con el fin de prevenir una mala reputación de remitente en caso de que accidentalmente se realice una configuración errónea.

En el artículo ¿Qué puedo hacer si me bloquean? encontrarás informaciones útiles sobre cómo evitar que tu campaña sea bloqueada o restringida.